Publicado 24/11/2020 00:49CET

Griezmann: "Messi sabe que le tengo mucho respeto y él me dijo que estaba a muerte conmigo"

Antoine Griezmann of FC Barcelona celebrates a goal with Leo Messi during the La Liga Santander match between Villarreal and FC Barcelona at La Ceramica Stadium, on July 5, 2020 in Vila-real, Spain
Antoine Griezmann of FC Barcelona celebrates a goal with Leo Messi during the La Liga Santander match between Villarreal and FC Barcelona at La Ceramica Stadium, on July 5, 2020 in Vila-real, Spain - Maria Jose Segovia / AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delantero francés del FC Barcelona Antoine Griezmann descartó cualquier tipo de polémica con Leo Messi, el cual "sabe" que le tiene "mucho respeto" y que cuando llegó al club blaugrana le dijo que estaba "a muerte" con él, aunque sí le confesó cierto malestar por el rechazo a haberlo hecho el año anterior cuando decidió finalmente quedarse en el Atlético de Madrid.

"Leo sabe muy bien que le tengo mucho respeto, que le veo como un ejemplo y que aprendo de él. Le dije que no tengo nada que ver con ellos, pero aún así me duele", expresó Griezmann en el programa 'Universo Valdano' de Movistar+ en relación a las palabras que habían dicho Eric Olhats, su exrepresentante, y uno de sus tíos, dejando caer que no estaba a gusto con el argentino.

El campeón del mundo remarcó que no tiene ninguna relación con Olhats con el que está muy enfadado desde que no fue a su boda pese a estar invitado "en la mesa de honor", pero que como su hermana, que es su agente, y sus padres, "no hablan", la prensa le llamó para que diese su opinión. "Y eso puede hacer mucho daño y crear muchas dudas en el vestuario y en mi relación con Leo", advirtió.

"Mi tío no sabe de lo que va el fútbol y el que venga un periodista y esté con él dos horas hablando. Al principio estás más atento, pero luego quiere el titular y sacarte una mínima frase para crear polémica", añadió.

El internacional, con ganas de hablar para "poner las cosas en su sitio", indicó también sobre su llegada al Barça la pasada temporada que habló con el '10' tras todo lo que había sucedido en torno a 'La Decisión', el documental en el que finalmente descartaba ser culé al final de la 2018-2019. "Me dijo que cuando yo rechacé venir le jodió porque había hecho comentarios públicos sobre mí, pero que desde que estaba en su equipo iba a muerte conmigo y es lo que noto cada día", se sinceró.

Griezmann aclaró que con aquel documental sólo quería reflejar "cómo se vive un posible cambio de un equipo". "Fue muy complicado y mucha gente pensó que era un juego o que me reía de los aficionados o de un club", apuntó.

"Mis padres estaban muy enfadados, no les gustó, ellos me quería ver en el Barça, pero yo creía que no estaba listo para ello y luego llegó un momento en el que necesitaba un cambio, aprender otra cosa. Además se me iban compañeros importantes del vestuario y eso puede ser que me ayudase a decidirme (a dejar el Atlético)", subrayó el de Macon.

Además, cree que los medios "a veces se pasan con las críticas" hacia él. "No se está viendo al mejor Griezmann, pero se necesita la ayuda de todo el mundo. Cuando se pierde se habla de mí primero y a ver qué pasa porque como yo no hablo, soy una diana fácil", lamentó, asegurando que lleva "mucho tiempo aguantando cosas y comentarios" y que era hora de decir "basta".

Tampoco le gustan los comentarios de los candidatos de la presidencia que hablan de él. "Ya tengo bastante en el campo para que opinen si era un buen fichaje o no. Si he venido es porque sé que puedo ayudar, pero no regateando a cinco defensas", resaltó, sin esconder que también ha influido el que haya tenido tres entrenadores en año y medio y el parón por la pandemia. "Todavía necesito tiempo para adaptarme a mis compañeros y ellos a mí", comentó.

"EL ATLÉTICO CAMBIÓ MI FÚTBOL"

Por otro lado, Griezmann dejó claro que siempre en su carrera ha hecho lo que le ha pedido un entrenador. "Aunque crea que no es así y que no me beneficia, lo haré si es lo que piensa que es mejor para el equipo", afirmó el delantero.

En este sentido, explicó que no quiso criticar a Ronald Koeman cuando dijo estando con su selección que Didier Deschamps sí sabía donde ponerle. "Empezaban a poner en duda a Deschamps y era un mensaje de que este tío sabe, pero dijeron que era para Koeman y era para Deschamps. Yo no voy a decir mensajes por detrás, pero siempre hay algo malo, si no es por Leo, que me quiero ir, siempre algo nuevo y no termino de estar tranquilo. Ojalá después de esta entrevista se vaya calmando esto", aseveró.

"Llevamos dos años complicados, pero queda mucho y creo que tenemos el nivel para demostrar que podemos ganar cosas importantes, y a mí me toca también demostrar que sirvo para este club. No tengo ningún tipo de problema con nadie", sentenció el francés.

Griezmann también repasó su carrera futbolística desde la confianza que tuvo la Real Sociedad en él para llevarle a su cantera, desde donde fue creciendo hasta su fichaje por el Atlético de Madrid, un equipo donde le costó "mucho" adaptarse. "En la Real era como el jugador más importante y llegué a uno que había ganado la Liga y el que tenía que ganarme el lugar y sólo a base de entrenos, partido y trabajo. Era un estilo diferente, todo muy diferente", admitió.

"Cada entrenamiento era casi un partido, con mucha intensidad, te pedían lo máximo", prosiguió el internacional, al que el club rojiblanco "cambió" su fútbol y en el que disfrutó de un "vestuario siempre junto" y de una final de Champions perdida y de la que todavía le resulta "muy difícil hablar" por su penalti fallado al inicio de la segunda parte. "Estoy seguro que si lo meto habría sido otra historia", confesó.

Finalmente, tuvo palabras para su compatriota Kylian Mbappé al que augura en gran futuro. "Cuando acabe su formación va a ser un jugador increíble porque lo tiene todo, es rapidísimo, entiende el juego, sabe regatear, desmarcarse...", opinó del futbolista del PSG