Gustavo Alfaro, nuevo entrenador de Boca Juniors: "Es un orgullo y un desafío, Boca es cielo o infierno"

El nuevo entrenador de Boca Juniors, el argentino Gustavo Alfaro
@BOCAJRSOFICIAL
Publicado 03/01/2019 11:24:26CET

   BUENOS AIRES, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El técnico argentino Gustavo Alfaro afirmó que "es un orgullo y un desafío" en su presentación oficial como entrenador de Boca Juniors en sustitución de Guillermo Barros Schelotto, quien dirigirá a Los Ángeles Galaxy de la Liga estadounidense después de desvincularse del equipo argentino tras perder la final de la Copa Libertadores en Madrid.

   Gustavo Alfaro, de 56 años y que entrenaba a Huracán hasta el pasado diciembre, dijo que el compromiso "es estar a la altura de la historia del club" en la rueda de prensa oficial junto al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, y el director deportivo, Nicolás Burdisso.

   "Esperamos que el 2019 nos traiga muchas alegrías. Hoy presentamos al nuevo técnico, junto al director deportivo creimos que tenía la capacidad para estar al frente del equipo. Buscaremos que este nuevo año sea mejor para el club, ya hablaremos de los refuerzos, hoy estamos enfocados en Alfaro", manifestó Angelici.

   Para Gustavo Alfaro expresó que fichar por Boca es "una mezcla de orgullo y desafío". "No fue una decisión fácil, pero estoy cumpliendo un compromiso que asumí con mi viejo, le prometí cuando dejé la ingeniería que iba a llegar muy alto. El compromiso es estar a la altura de la historia de Boca, pero para mí no hay imposibles, siempre hay que pensar en algo más", comentó.

   Sobre los objetivos en el banquillo del club xeneize, Alfaro dijo que el listón "está muy alto". "Sabemos que Boca está obligado a ganar todo lo que juega, tenemos desafíos muy importantes por cumplir porque Boca no tiene purgatorio, es cielo o infierno. No es fácil llegar a estos lugares, tuve un camino de 25 años para llegar a Boca, cada lugar tiene su presión pero cuento con un plantel muy rico que viene de ganar dos veces el campeonato argentino y de jugar la final de la Libertadores. Desde que llegamos a Boca sabemos a lo que nos atenemos, la Libertadores es un anhelo ferviente de todo el club", destacó.

   A su juicio, en el fútbol no se eligen los "momentos ideales" para llegar a una entidad de la historia de Boca. "Los momentos tocan y queda en uno asumirlo o no, no hay que analizar si es el mejor momento o no, hay que estar en la circunstancia que el lugar te pide. En su momento hablé en el 2007 para venir y no se pudo porque tenía un compromiso con Julio Grondona en Arsenal, pero ahora me toma en un momento que sé que estoy en el cierre de mi carrera y en una experiencia que quiero pasar. Siento que tengo muchas cosas por conquistar, a mi carrera la falta ganar una Copa Libertadores, eso para mí es una deuda", señaló.

   Acerca de las necesidades de la plantilla, indicó que cuenta con dos delanteros "que son la envidia de cualquier equipo, pero hay que pensar la forma de hacerles llegar la pelota". "Un central es una necesidad y Alonso es una posibilidad. Tévez es el jugador más emblemático que tiene este plantel, triunfó en las ligas más importantes del mundo y no vino a Boca a terminar su carrera, vino a buscar la gloria y en eso está. No se le dio el año pasado, pero tenemos que apoyarnos en él, aún no hablamos pero lo vamos a hacer en los próximos días", avanzó.

Contador