Publicado 29/01/2022 08:44

Isidre Esteve: "El Dakar es una experiencia de vida que me ha hecho crecer mucho a nivel personal"

El piloto español Isidre Esteve durante el Dakar 2022.
El piloto español Isidre Esteve durante el Dakar 2022. - REPSOL RALLY TEAM

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Isidre Esteve (Repsol Rally Team) sostiene que el Dakar, prueba en la que ha participado en 17 ocasiones, es una "experiencia de vida" que le ha hecho "crecer mucho a nivel personal" y que intenta vivir como la vivía "antes de la lesión", al mismo tiempo que confiesa que está "muy contento" con el puesto 27 logrado este año, aunque "cansado" tras dos semanas "muy intensas" de carrera.

"El Dakar ha cambiado mucho en los últimos años, es una carrera que se ha ido adaptando a los tiempos y a veces esos cambios nos gustan más y otras, menos. El Dakar ha sido una experiencia de vida que me ha hecho crecer mucho a nivel personal. Cuando fui al primer Dakar en África, cruzando Marruecos, Mauritania, Mali, Senegal, Burkina Faso, hasta llegar a Dakar fue la experiencia de mi vida, fue sensacional", revela Esteve en una entrevista a Europa Press.

Aunque reconoce también que el aspecto más emocional tiene ahora "menor impacto" conforme van aumentando las participaciones. "Ahora tiene más impacto el resultado deportivo. Para mí, el Dakar es el resumen del año, tenemos un programa deportivo durante el año para llegar lo más preparados posibles al Dakar, que es donde debemos recoger todo el fruto del año, por eso es tan importante", explica.

El catalán culminó un exigente Dakar 2022 al borde del Top 25 de la general, 16° de entre los T1.1 y quinto de los vehículos anteriores al reglamento 2022. "Estoy contento, muy contento con el resultado del Dakar, sobre todo a nivel de sensaciones, después de la complejidad de la carrera, con todos los cambios de reglamento que ha habido, las incidencias que hemos tenido. A nivel deportivo lo hemos hecho muy bien con el material que contábamos", celebra.

"Estoy cansado también porque 15 días de carrera siempre son muy intensos, pero me puede más el hecho de estar contento por haber hecho una buena carrera, me da energías para ver cómo podemos preparar el futuro", añade el piloto catalán.

Esteve admite que, a pesar de contar con un "equipo magnífico", no pudieron competir con los T1+. "El Dakar avanza a marchas forzadas, sólo los equipos oficiales están a la última en esos cambios de reglamentación y los pueden aprovechar para ser lo más competitivos posible. Nosotros intentamos anticiparnos a esos cambios, pero muchas veces es difícil, no podemos estar tan al día. Con el coche con el que fuimos al Dakar hemos hecho un gran resultado, hemos sido muy competitivos", señala.

"El Dakar tiene que convivir ahora con la llegada de las nuevas tecnologías y eso me motiva muchísimo. El hecho de que lo haya vivido 10 años en África, otros tantos en Sudamérica y ahora en Arabia Saudí me hace ver cómo cambia a nivel deportivo. La navegación también va evolucionando, es más complejo. Hay que estar siempre a la última para ser competitivos en esta carrera", analiza.

"CADA UNO TIENE UN OBJETIVO DIFERENTE Y MUCHA GENTE VUELVA CONTENTA"

De esta manera, Isidre Esteve confiesa que bromea con sus mecánicos sobre las prestaciones del coche. "Siempre falta algo", dice. "Siempre quiero más del coche y de todo, porque todos tienen más de todo. A mis mecánicos les digo: 'Los frenos que teníamos hace seis años iban muy bien...' Y me dicen que el coche de hace seis años no corría como corre este. Necesitamos ser exigentes cada día porque todo avanza muy rápido", expresa.

"La competición en sí tiene una parte que es muy cruel: solo gana uno. Y no puede ser que el segundo sea malo. Pero en esta carrera cada uno tiene un objetivo diferente y esto hace que mucha gente vuelva contenta del Dakar", indica Esteve.

Otro punto importante del Dakar 2022 fue el recorrido, inédito en un 70 por ciento con muchas más dunas. "El año pasado la gente se quejó mucho de la cantidad de piedras en la pista y este año no las ha habido, ha sido casi todo arena", argumenta. "En general ha sido un rally rápido, muy al esprint, con capacidad para reengancharse, que no me parece nada coherente, pero en líneas generales me ha gustado", añade.

Respecto a su preparación para esta carrera tan exigente, Esteve pone el foco en generar un ambiente propicio durante todo el año y rodearse de un equipo fiel. "A nivel físico continúo entrenando con la misma intensidad que cuando iba en moto. Mi forma de afrontar la carrera, cómo la vivo, es muy parecida. Por mi lesión y su complejidad, he intentado crear un equipo humano a mi alrededor con el que trabajemos durante todo el año, la misma gente", desarrolla.

"Lidia Guerrero (su pareja y preparadora física) es muy importante, me da seguridad, Txema (Villalobos) de copiloto, los mismos tres mecánicos... Todo para crear un ambiente de trabajo conjunto, que me hace tener confianza en que mi discapacidad no es un problema para poder competir. Además me he intentado adaptar bastante y al final intento vivir la carrera como la vivía antes de la lesión, intentando ser más rápido cada día", asevera.

"VALORO MUCHÍSIMO SEGUIR CON UN PROYECTO DEPORTIVO COMPETITIVO"

Isidre Esteve sufrió en 2007 una lesión medular aguda tras fracturarse las vértebras T7 y T8 en la Baja Almanzora, un suceso que cambió su vida deportiva y le obligó a adaptarse para seguir siendo "competitivo". "No sé cómo viven los otros pilotos todo esto... Pero para mí el deporte es un estilo de vida, es una forma de vivir. Me siento afortunado por hacer aquello que me gusta, que es competir, y en aquellas carreras que me continúan emocionando cuando llego al final", confiesa.

"Soy consciente de las dificultades que he tenido en cada momento de mi carrera deportiva y valoro muchísimo el hecho de poder seguir en carrera con un proyecto deportivo competitivo. Cuando acaba una, me acuerdo de toda la gente implicada en el proyecto, la gente que nos sigue desde casa...", sentencia.