Publicado 23/08/2021 10:50CET

JJ.PP.- El basket en silla y el fútbol-5 para ciegos aspiran a estar entre los mejores

Archivo - España-Australia en el baloncesto en silla de ruedas de Río 2016
Archivo - España-Australia en el baloncesto en silla de ruedas de Río 2016 - JAVIER REGUEROS - Archivo

TOKIO, 23 Ago. (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro) -

España contará en las competiciones por equipos de los Juegos Paralímpicos de Tokio con tres selecciones, la masculina y femenina de baloncesto en silla de ruedas, y la masculina de fútbol-5 para ciegos, las cuales quieren ser protagonistas, sobre todo los dos combinados masculinos, mientras que el femenino quiere ser competitivo y crecer en su debut en la cita.

De las tres selecciones, dos ya saben lo que es subir al podio paralímpico, con mención especial para la masculina de basket en silla de ruedas que llega a la capital japonesa con la responsabilidad de defender su histórica medalla de plata de hace cinco años en Río de Janeiro (Brasil).

En el Arean Carioca, el baloncesto española hizo historia con su primer metal paralímpico, un éxito con el que no muchos contaban y que fue el gran cierre a un torneo de gran nivel del combinado entonces dirigido por José Manuel Artacho, que plantó cara hasta el cuarto final a los todopoderosos estadounidenses antes de caer claramente por 68-52.

Esa plata premió a una gran generación de jugadores que ya había brillado en categorías inferiores y liderada por los hermanos Pablo y Alejandro Zarzuela. De ese equipo histórico, repiten en Tokio, los dos Zarzuela, Asier García, Agustín Alejos, Amadou Diallo, Daniel Styx, David Mouriz, Jordi Ruiz y Francisco Javier Sánchez Lara, mientras que las novedades son Manuel Lorenzo, Óscar Onrubia e Ignacio Ortega.

Además, también hay cambio en el banquillo ya que la selección la dirige ahora Óscar Trigo, al que muchos de los jugadores ya conocen porque ocupó ya este cargo entre julio de 2008 y agosto de 2014, siendo el encargado de dirigir al combinado nacional a un óptimo quinto puesto en Londres 2012.

Tras la plata paralímpica, España finalizó quinta tanto en el Europeo de 2017 como en el Mundial de 2018, pero en su última gran cita internacional, el Europeo de 2019, se proclamó subcampeona por detrás de Gran Bretaña y logró el billete para Tokio.

En la capital japonesa, la selección quedó encuadrada en el grupo teóricamente más asequible con Turquía, Japón, Canadá, Colombia y Corea del Sur, esta el rival del siempre importante debut, pero que augura un cruce complicado si no queda primera porque en el otro grupo están Gran Bretaña, Estados Unidos, Australia e Irán, las cuatro primeras del último Mundial.

Además, el combinado masculino estará esta vez acompañado del equipo femenino, que consiguió clasificarse por primera vez por méritos propios para unos Juegos Paralímpicos después de haber participado en calidad de anfitriona en Barcelona'92.

El equipo que dirige Abraham Carrión ha completado un ciclo de mucho trabajo para ganar en experiencia y en competitividad y que vio premiado su esfuerzo en el Europeo de 2019, donde logró una brillante cuarta plaza que le valió para sacar el billete.

Al no contar con un gran vivero de jugadoras, Carrión, seleccionador desde 2015, se ha centrado en conformar un buen bloque que sea capaz de competir contra los rivales de mayor potencial y que tendrá como principal objetivo alcanzar los cuartos de final para a partir de ahí soñar.

Para conseguir ese objetivo, España, que en su preparación fue capaz de ganar a una candidata como Alemania (60-53), tendrá que lidiar con un duro grupo donde estarán las dos grandes favoritas, Países Bajos, actuales campeonas del mundo, y Estados Unidos, actuales campeonas paralímpicas, China, cuartas en el último Mundial de 2018 donde las españolas fueron séptimas, y Argelia, en teoría la 'cenicienta'.

Almudena Montiel, Beatriz Zudaire, Sonia Ruiz, Sara Revuelta, Judith Núñez, María Cruz Ruiz, Lourdes Ortega, Virginia Pérez, Agurtzane Egiluz, Michell Navarro, Isabel de Jesús López y Victoria Alonso son las doce elegidas para esta cita.

EL FÚTBOL-5 PARA CIEGOS BUSCA OTRA MEDALLA

La participación por equipos de España en los Juegos Paralímpicos de Tokio se completa con la selección de fútbol-5 para ciegos, que fue fiel a su cita y no falló en su clasificación. Desde que este deporte entró en Atenas 2004, el combinado nacional siempre ha estado y, salvo en Rio 2016, siempre ha alcanzado al menos las semifinales.

El enorme palmarés del fútbol-5 para ciegos español también puede presumir de tener dos medallas paralímpicas, ambas de bronce, conquistadas en 2004, tras ganar a los anfitriones por 0-2, y en 2012, tras batir en los penaltis a una Argentina que les había arrebatado ese premio de la misma manera cuatro años antes. En 2016, en cambio, donde el equipo acudió por la retirada de Rusia y no tuvo un paso brillante, ganando sólo un partido, a México, y anotando sólo un gol para acabar en la sexta posición.

Pero el combinado que dirige Jesús Bargueiras llega ahora con ganas de resarcirse y de volver a estar en la pelea por las medallas después de lograr en 2019 su octavo título de campeona de Europa, una cita donde selló su billete a la capital japonesa. Un año antes, sin embargo, no pudo ser más que quinta en el Mundial de 'casa' celebrado en Madrid tras caer en cuartos ante los rusos.

España ha llevado una intensa preparación para Tokyo 2020 con varias concentraciones y torneos amistosos, uno de ellos en Japón, donde finalizó tercera y pudo medirse a varios de sus rivales en los Juegos donde ha quedado encuadrada en un duro grupo con Argentina, actual subcampeona mundial, una Tailandia al alza y una Marruecos correosa como demostró en la cita de la capital, y donde los dos primeros pasarán a la lucha por las medallas.

El equipo español está liderado por Antonio Martín, Adolfo Acosta y Vicente Aguilar, todos ellos supervivientes del debut en Atenas, junto a Sergio Alamar, Youssef El Haddaoui, Pablo Cantero, Iván López y Miguel Sánchez, además de Pedro Gutiérrez y Sergio Rodríguez como porteros.

Contador