Publicado 05/01/2021 20:19CET

Koeman: "Con los jugadores que tenemos debemos ser más efectivos"

El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, en rueda de prensa
El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, en rueda de prensa - MIGUEL RUIZ/FCB

BARCELONA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, ha aprovechado la noche de Reyes para pedir a sus jugadores que sean más "efectivos" de cara a gol, aceptando prácticamente el hecho de que no llegará ningún regalo en forma de fichaje, y por otro lado ha destacado la dificultad de visitar al Athletic Club, en cuyo banquillo se estrenará Marcelino García Toral con un posible cambio de sistema.

"Fuera de casa hemos perdido más puntos pero el equipo intenta jugar igual y dominar al contrario. Creamos peligro y oportunidades de marcar, pero fuera de casa puede ser que hayamos cometidos más errores en defensa, que nos costaron cuatro o cinco goles. Y la efectividad fuera de casa no es la que debe tener el Barça, con los jugadores que tenemos debemos ser más efectivos", reconoció en rueda de prensa.

Así, pide a los Messi, Dembélé, Braithwaite o Griezmann que sean más letales de cara a gol. Y, por otro lado, se mostró cansado de preguntas sobre Luis Suárez, traspasado al Atlético y que sí está teniendo olfato goleador. "No me gusta contestar cada día por Luis Suárez, no es jugador nuestro. Le respeto mucho. Pero nosotros tenemos a nuestros delanteros y tenemos que mejorar la gente que tenemos", reiteró.

"Antoine sabe su sitio, hablo mucho con él. A mí me gusta Antoine, es abierto y le gusta hablar sobre su juego, dónde tiene que mejorar. Pero si tenemos a tres centrocampistas, hay que hacer sitio. Y Ousmane está mejorando, últimamente, y tiene profundidad en su juego. Tengo que elegir", manifestó sobre las suplencias de Griezmann.

Esa mejora que pide a sus delanteros podría llegar en San Mamés, ante el nuevo Athletic de Marcelino. "Pueden cambiar su sistema, depende de Marcelino. Pero tampoco va a cambiar mucho, son solo dos días de entrenar y la influencia no creo que sea muy grande. Además, juegan en casa y siempre dan la cara, les gusta apretar y correr, el juego físico, y eso creo que no va a cambiar. Últimamente han jugado con 4-2-3-1 y Marcelino tiene su historia más con el 4-4-2", comparó.

"Recuerdo que San Mamés es un gran campo, el Athletic siempre da la cara y el público aprieta. Tengo grandes memorias de jugar allí. Sin público es totalmente diferente, hay que tener motivación por nosotros mismos y no por el ambiente. Es más complicado, pero lo es para nosotros, para el Athletic y para todo equipo cuando juega fuera o en casa", manifestó sobre jugar en una 'Catedral' vacía.

Del Athletic destacó a tres nombres por encima del resto, al ser preguntado por ellos. "Williams es rápido, sus desmarques son muy buenos y tiene gol. Raúl García va muy bien por arriba, tiene experiencia. Y Muniain me gusta porque va a jugar el balón, en corto, y todos ellos pueden hacer peligro al contrario", avisó.

En cuanto al mercado de fichajes, no es demasiado optimista. "Lo que he hecho es poner un plan de bajas y de gente posible para traer. Depende del club traerlos, y si no es posible seguiremos con los jugadores que tenemos", manifestó. Sí podría haber salidas, e inminentes. "Aleñá tiene permiso del club para buscar su salida. Pero los jugadores pueden decidir quedarse o no, él ha decidido intentar buscar una salida", aseguró.

Por otro lado, valoró un posible retraso electoral. "No puedo opinar de temas de salud. Si es cosa de pandemia, puede ser una razón para cambiar la fecha. Pero en clave deportiva, del club, se deben hacer lo antes posible porque es un momento muy importante para el futuro del club. Pero la salud es lo más importante y hay que hacer lo máximo para parar esta pandemia", manifestó.

Y, en cuanto a los dos casos de coronavirus en su cuerpo técnico, aseguró haber estado "tranquilo". "Hay cosas que no se pueden controlar. Ayer me llamaron para decirme que había dos personas de nuestro 'staff' con positivo. Hemos seguido el protocolo, de suspender el entrenamiento de la mañana y hacer PCR otra vez. Era esperar a que no hubiera más positivos, menos mal que todos han sido negativo y hemos podido entrenar y preparar el partido", argumentó.