Publicado 12/12/2020 13:49CET

Koeman: "Es mejor que pierda el Atlético"

Coach Ronald Koeman of FC Barcelona during the UEFA Champions League, Group G football match between Dynamo Kyiv and FC Barcelona on November 24, 2020 at NSK Olimpiyskiy stadium in Kyiv, Ukraine - Photo Andrey Lukatsky / Orange Pictures / DPPI
Coach Ronald Koeman of FC Barcelona during the UEFA Champions League, Group G football match between Dynamo Kyiv and FC Barcelona on November 24, 2020 at NSK Olimpiyskiy stadium in Kyiv, Ukraine - Photo Andrey Lukatsky / Orange Pictures / DPPI - Andrey Lukatsky/Orange Picture/AFP7/Europa Press

"Tenemos que ganar los tres partidos en casa"

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, ha reconocido que prefiere que el Atlético pierda el derbi de este sábado ante el Real Madrid, ya que eso les permitiría recortar puntos con el liderato en caso de superar este domingo al Levante, el primero de los tres partidos que juegan esta semana en casa y que deben "ganar".

"Podemos opinar sobre otros partidos, pero tenemos que ganar el nuestro. Viendo la clasificación, mejor que pierda el Atlético para recortar distancias. No hay que obsesionarse con otros partidos", declaró en rueda de prensa.

Además, pidió no "obsesionarse" con el 0-3 ante la Juventus de la última jornada de la fase de grupos de la Champions, ya que realizaron "un muy buen partido". "Sacamos 15 de 18 puntos, pero en LaLiga tenemos que estar más concentrados en detalles del partido", apuntó.

En este sentido, el técnico neerlandés analizó estos errores. "En los dos partidos -ante Cádiz y Juventus- hemos creado oportunidades, pero nos ha costado hacer goles. Hay que mejorar en defensa, pero no es algo que me obsesione mucho, porque analizando los 11 goles que hemos recibido en LaLiga solo hay tres de juego; los demás son errores individuales, penaltis, córners...", enumeró.

"Nos faltan cosas. Los resultados en LaLiga no están al nivel que tenemos que estar. Los partidos que hemos perdido ha sido por tema de concentración, de balón parado, de defensa... Hay que ser más agresivos. Somos el equipo que crea más oportunidades de gol, pero tenemos un porcentaje bajo de gol; es la mejor explicación a nuestros partidos perdidos", prosiguió.

Aun así, no cree que el equipo haya tocado fondo. "El equipo está un poco irregular. Tocar fondo es mucho peor de lo que estamos, no es realista. Hicimos un gran partido contra la Juve. Hay que mejorar detalles, y estoy convencido de que si los mejoramos, vamos a ganar los partidos", dijo. "Dije que había siete partidos hasta final de año, cinco en casa. Si estamos bien, hay pocos equipos que nos puedan ganar en nuestra casa", afirmó.

Por todo ello, el preparador culé aseguró que es imprescindible "ganar los tres" encuentros que le quedan en el Camp Nou en 2020 ante Levante, Real Sociedad y Valencia. "Es un partido contra un equipo que seguramente viene a apretarnos. Hay que estar muy pendientes de nuestra circulación de balón para abrir y encontrar espacios para crear oportunidades. Es una semana importante con tres partidos en casa, y por nuestra situación en LaLiga tenemos que ganar los tres", explicó. "Cuando los equipos rivales se ponen por delante, se cierran atrás, y es cada vez es más complicado. Pero hemos creado oportunidades", recordó.

"YO NO MATO A NINGÚN JUGADOR"

Por otra parte, Koeman confesó que está "bien, a gusto". "No estoy contento con nuestra trayectoria en el campeonato, pero estamos tratando de mejorar. A ver qué pasa en enero, con el tema del presidente. Estamos haciendo cambios con gente joven, y a ver si lo apoyan. Cuando no se consiguen buenos resultados, el culpable es el entrenador; lo asumo, no tengo ningún problema", indicó.

"Estamos en un momento complicado en el club, no solo por el tema deportivo. Buscamos lo mejor. Tienen ganas, quieren mejorar cosas, saben perfectamente lo que tenemos que hacer. A algunos les cuesta asumir el peso del Barça, a los más jóvenes. Hay que trabajar para mejorar", expuso.

También aseguró que siente la "confianza" de sus futbolistas. "Si no tengo cierta confianza por parte de los jugadores, no se puede trabajar. Claro que estoy preocupado por nuestra trayectoria, pero estamos tratando de mejorar las cosas. Después de los últimos resultados, tenemos que dar la cara", expuso.

"Intento siempre respetar a mi jugadores, apoyarles. Estamos a un nivel en el que si hay errores, hay que decirlo. Yo no mato a ningún jugador. Si hay cosas, hablamos. Se dice que el vestuario quiere jugar un sistema diferente, no es verdad", recalcó.

En otro orden de cosas, reconoció que el centrocampista Riqui Puig había "entrado bien" en el encuentro ante los italianos, pero que su once siempre dependerá "del rendimiento". "No me gusta individualizar. Un entrenador analiza el equipo, el sistema, los jugadores que pueden aportar, y decide cuál es el equipo para iniciar el partido. Si un jugador no tiene minutos, es por algo", subrayó.

Por último, Koeman negó que los futbolistas necesiten un especial apoyo psicólogo. "Este equipo tiene suficiente personalidad y experiencia. Es un momento en el que estos jugadores tienen que dar el paso. No creo en lo psicológico y lo mental, jugar en el Barça es una presión que existe. Mañana espero un equipo con muchísimas ganas y dispuesto a demostrar que es un equipo fuerte", concluyó.