Publicado 11/11/2021 16:33CET

Las Ligas Europeas se unen a organizaciones de aficionados para proteger el fútbol nacional

Archivo - Javier Tebas, President of LaLiga, is seen during an act of presentation of the Burger King Sponsorship to LaLiga celebrated at Burger King Majadahonda on september 15, 2021, in Madrid, Spain.
Archivo - Javier Tebas, President of LaLiga, is seen during an act of presentation of the Burger King Sponsorship to LaLiga celebrated at Burger King Majadahonda on september 15, 2021, in Madrid, Spain. - Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Ligas Europeas anunciaron este jueves haber alcanzado un acuerdo con las organizaciones de aficionados Football Supporters Europe (FSE) y Supporter Direct Europe (SDE) para poner en marcha "un conjunto de principios para la protección y desarrollo sostenible del fútbol de clubes nacional e internacional".

"Este acuerdo llega en un momento en el que los desafíos del fútbol son claros para todos. FSE, SDE y las Ligas europeas coinciden en que el fútbol necesita una reforma y para conseguirla es necesario una cooperación real", señalaron en un comunicado las Ligas Europeas.

Los principios sobre los que gira este acuerdo se basan en la protección del entorno del fútbol nacional basada en el diálogo estructural entre ligas y aficionados, la inclusión y diversidad, la gobernanza del fútbol internacional, la protección del entorno del fútbol nacional al interactuar con la UEFA y la FIFA en el desarrollo de las competiciones internacionales de fútbol y sus principales pilares.

En cuanto al fútbol nacional, las partes hacen hincapié en el "mérito deportivo como el principal impulsor de éxito" y que todos los aficionados puedan disfrutar del juego "en un entorno seguro y acogedor" y que sea "accesible para todos, independientemente de su origen étnico, capacidad, religión y creencias, género, orientación sexual y edad"

Además, sobre la faceta internacional recalcan que deben "tener una participación adecuada en asuntos de interés legítimo en el modelo de gobernanza del fútbol europeo" y se muestran "abiertos a innovaciones" en los formatos de las competiciones internacionales siempre y cuando "no comprometan" a las nacionales ni vayan "en contra" del mérito deportivo.

Las Ligas Europeas, FSE y SDE también advierten que "cualquier cambio" en el calendario internacional "no debe poner en peligro" el de los campeonatos nacionales, recalcando que "las competiciones para crecer demasiado distorsionarán el equilibrio competitivo de las ligas y la salud del fútbol nacional".

En lo referente al acceso a las competiciones las tres partes dejan claro que "debe obtenerse en el campo" y en base siempre a los resultados logrados en liga o copa de "la última temporada". "No a ninguna clasificación basada en coeficientes de club o méritos deportivos históricos. No a ningún sistema de ascenso y descenso entre diferentes competiciones internacionales de clubes", aseveran como respuesta a una posible Superliga.

Finalmente, también recuerdan que las competiciones internacionales "generan sus ingresos gracias al valor de los clubes en sus competiciones nacionales" y por ello solicitan "compensación" por cederles fechas, y "desarrollar un modelo de distribución de ingresos justa", asegurando que haya "una participación justa" para los que no participen y que el coeficiente no sea un "criterio".

El director general de las Ligas Europeas, Jacco Swart, recordó que "los aficionados son un actor clave en el fútbol". "Su pasión y compromiso con sus respectivos clubes y comunidades son un activo muy importante para nuestras ligas", añadió.

"Los aficionados aplauden tanto como nosotros por la inclusión y por, competiciones nacionales emocionantes y financieramente sostenibles y bien equilibradas donde el mérito deportivo y la capacidad deportiva es el único factor decisivo para ganar o perder", subrayó.

Por su parte, Antonia Hagemann, CEO de SD Europe, cree que los hinchas y las ligas "comparten principios" y que es "crucial" la relación entre ambas partes a "nivel nacional y europeo". "Ahora queremos ponerlos en práctica en proyectos y actividades específicos. Todos queremos un fútbol sostenible y competitivo, pero también justo y colaborativo. Para salvar el fútbol europeo, todos debemos trabajar juntos", advirtió.

Finalmente, El director ejecutivo de FSE, Ronan Evain, no escondió que "los aficionados tienen intereses distintos cuando se trata de futuro del fútbol europeo", pero aclaró que "en muchos casos, se alinean con otros partes interesadas para la protección de las competiciones nacionales, una mayor igualdad dentro y entre ligas o mantener el mérito deportivo".

Contador