Publicado 09/07/2020 21:44CET

El Mallorca sigue creyendo en la salvación y el Leganés languidece en Ipurua

Fútbol/Primera.- (Crónica) El Mallorca sigue creyendo en la salvación y el Legan
Fútbol/Primera.- (Crónica) El Mallorca sigue creyendo en la salvación y el Legan - LALIGA

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Real Mallorca sigue creyendo en la salvación después de imponerse al Levante (2-0) gracias a los goles del 'Cucho' Hernández y Take Kubo para quedarse a cuatro puntos del Deportivo Alavés, que marca la permanencia, mientras que el Leganés languidece tras empatar con el Eibar (0-0) en partidos de la jornada 35 en la Liga Santander.

El conjunto bermellón llevó la iniciativa y encontró premio a cinco minutos del descanso. El hambre y el buen hacer del Mallorca se transformó en el 1-0 gracias a un sensacional cabezazo del 'Cucho' Hernández tras un centro medido de Pozo. El gol desactivó a un Levante que ya no se juega nada en lo que queda de campeonato.

Los locales siguieron dominando en la segunda mitad, aunque Bardhi estuvo a punto de igualar nada más reanudar el choque. El cuadro balear mantuvo su jerarquía en el centro del campo y conservó bien la ventaja. Para colmo de los granotas, Kubo se inventó el 2-0 cuando apenas quedaban seis minutos para el final del choque.

El joven japonés, cedido por el Real Madrid, comenzó una jugada individual que se terminó enredando en el área. Sin embargo, el rechace cayó en sus botas y sólo tuvo que empujar el cuero al fondo de las mallas. El tanto extasió a un Mallorca que cree en la salvación. Si el Alavés no gana este viernes al Real Madrid estarán a cuatro puntos de obrar la permanencia.

Por su parte, en Ipurua, Eibar y Leganés empataron sin goles en un extraño partido donde los pepineros llevaron la iniciativa en la primera parte, pero dieron por bueno el empate en la segunda. Los de Javier Aguirre están prácticamente descendidos -a seis puntos con nueve por jugar- y no fueron capaces de tirar la casa por la ventana en los minutos finales.

Es más, Pichu Cuéllar decidió perder tiempo como si el 0-0 fuese un buen resultado para los del Sur de Madrid. Kevin y Ruibal lo intentaron con varias ocasiones y el Eibar sacó la cara por la pelea de Kike García e incluso en una mano que reclamaron de Amadou. Pero no hubo mucho más. El árbitro perdonó la roja a Charles en el '75 y a partir de ahí murió el encuentro.

Ni una sola ocasión para un Leganés que languidece en Primera División y que está a punto de decir adiós a la máxima categoría tras cuatro temporadas, mientras que la Sociedad Deportiva Eibar ve como pierde dos puntos de colchón respecto al Mallorca y se queda a cuatro de los puestos de descenso, a falta de tres jornadas para la conclusión de LaLiga.