Publicado 27/12/2020 23:08CET

Messi: "Bartomeu me engaña en muchas cosas, no sé si me voy o no"

Leo Messi
Leo Messi - Jose Luis Contreras/DAX via ZUMA / DPA

"El club está realmente mal, Koeman fue un gran acierto"

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El delantero del FC Barcelona Leo Messi mantiene en el aire su futuro para cuando termine esta temporada, en la cual está "con ganas" después de adaptarse poco a poco a un nuevo vestuario y de aceptar su situación después de quedarse obligado en la Ciudad Condal y engañado por el expresidente Josep Maria Bartomeu.

"Sí (volvería a enviar el burofax), es una manera de formalizarlo y hacerlo oficial. Yo estaba diciendo que me quería ir y no hacen nada para hacerlo. Yo venía diciendo al presidente los últimos seis meses que me quería ir, que me ayude, y él que "no, no". Esa era una manera de decir en serio que me quería ir", dijo el '10'.

El argentino desveló este domingo en una entrevista a Jordi Évole en laSexta que lo pasó mal el pasado verano con su salida frustrada del Barça. "Pensé que había cumplido un ciclo, que necesitaba un cambio, mi cabeza necesitaba salir de todo esto, por los líos que había en el club, por lo que se venía, yo sabía que este año iba a ser un año de transición, de gente nueva, y yo como siempre le dije quería seguir luchando por conseguir más títulos y sentía que era el momento del cambio, quería irme y quería hacerlo bien", explicó.

El capitán azulgrana señaló de nuevo a Bartomeu como culpable de que su deseo no se cumpliera. "El presidente no quiso y empezó a filtrar cosas y hacerme el malo de la película, yo estoy tranquilo. No era fácil decidir que me iba del club de mi vida, de mi ciudad. No tenía que haber sido tan drástico", añadió.

"En muchas cosas (me engaña Bartomeu) y en varios años. No me gusta hablar de cosas privadas que pasaron. Es todo un camino, el último año fue duro, ya veníamos de dos años anteriores difíciles por cómo habíamos quedado eliminados de la Champions. Hay muchas circunstancias para tomar la decisión", insistió.

Para Messi, que explicó sabía que el juicio le sería favorable pero no quiso ese final, el traspaso de Luis Suárez al Atlético fue otra "locura" de la directiva. "Yo ya lo tenía decidido antes de eso, pero me pareció también una locura lo que hicieron con Luis, por cómo sucedió y cómo se fue. Se fue gratis y se fue a un equipo que iba a jugar por los mismos objetivos que nosotros", confesó sobre el traspaso de su amigo.

"KOEMAN FUE UN GRAN ACIERTO"

"No tengo nada claro hasta que termine el año. Me costó porque realmente no estaba en el lugar donde quería estar, me costó adaptarme también al vestuario. Hay mucha gente nueva, no había ninguno de los que me rodeaba antes, mucha gente de fuera. Hace más difícil unir al vestuario, pero lo vamos haciendo. No sé si me voy a ir o no, si me toca irme me gustaría irme de la mejor manera", dijo.

Por otro lado, Messi calificó de "gran acierto" la elección de Ronald Koeman para el banquillo. "El club está realmente mal, está muy mal, y va a ser difícil estar donde estábamos. Con Koeman se le dio una seriedad y una idea de lo que pretende, fue un gran acierto. Está haciendo las cosas muy bien. El equipo va a crecer", apuntó.

Además, sobre las elecciones a la presidencia del Barça, Messi prefirió no "posicionarse". "Que salga el mejor para el club, se va a encontrar una situación muy difícil, no va a ser fácil darle la vuelta a todo esto. Va a ser difícil traer jugadores, hace falta dinero y no hay dinero, hay que traer varios jugadores importantes para volver a pelear por todos. Me preguntas por Neymar y traer a Neymar debe ser carísimo", explicó.

Por otro lado, el argentino, que confesó que debería ir a un psicólogo, afirmó que tras esos meses malos está ya con ganas. "La verdad que hoy por hoy estoy bien. Lo que pasó antes del verano, por cómo terminó la temporada, el burofax y todo eso. Después lo arrastré un poco al comienzo de la temporada. Me encuentro con ganas de pelear en serio por todo lo que tenemos por delante, ilusionado. Sé que el club está pasando por un momento muy complicado, a nivel de club y de equipo, y se hace difícil todo lo que rodea el Barcelona pero estoy con ganas", dijo.

El argentino mostró su deseo de jugar en Estados Unidos, reconoció el golpe de la muerte de Maradona y se quedó con Pep Guardiola y Luis Enrique como "los mejores". "Yo tuve la mala suerte entre comillas de que tuve mucho tiempo a Guardiola y Luis Enrique, los dos mejores. Tenerlos tan seguidos y tan rápido hizo que yo crezca mucho en lo futbolístico y en la sabiduría táctica que me enseñaron ellos", terminó.