Mundial.- Alemania baja a Ecuador de su sueño y se mete en octavos como primera de grupo

Actualizado 20/06/2006 20:09:53 CET

BERLIN, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alemania no dejó lugar a las dudas y solventó de forma contundente su clasificación a octavos como primera del grupo A pasando por encima (3-0) de la que, hasta hoy al menos, era la revelación de este Mundial, una Ecuador que no estuvo en esta ocasión a la altura.

Cuatro minutos fue lo que tardaron los alemanes en acabar con las ilusiones de la 'Tri' de acrecentar su fama de sorpresa. Fue lo que tardó todo un depredador del área como Miroslav Klose en perforar por primera vez en lo que va de campeonato la meta defendida por Mora.

El delantero del Werder Bremen no es de los que se tiene muchas noticias a lo largo de los 90 minutos, pero cuando entra en contacto con el balón es para llevarlo al fondo de las mallas. Así lo hizo en un centro de Schweinsteiger que colocó cruzado para sumar su tercer gol e igualar con Fernando Torres en la lucha por ser el máximo goleador de este Mundial.

El primer gol tan tempranero asentó el fútbol de los germanos, que se sintieron amos del balón y del encuentro. Con desborde por las bandas, especialmente con un Lahm que sigue confirmándose como uno de sus mejores valores para aspirar a algo importante en esta cita, y la movilidad de Klose y Podolski arriba, sólo había un equipo en el terreno de juego.

Ecuador, con una delantera inédita con Kaviedes y Edwin Tenorio en lugar de Delgado y Carlos Tenorio, sus dos goleadores en Alemania, apenas era capaz de mantener el balón en sus pies y cuando podía tocarlo algo más no tenía profundidad, y ahí comenzaban todos sus problemas.

Pero Klose estaba en racha, superando a Torres en esa carrera por ser el máximo goleador, y asestó el golpe definitivo a los ecuatorianos cuando se estaba a punto de llegar al descanso con un 1-0 que al menos mantenía vivas las ilusiones de los sudamericanos.

Con el 2-0 la segunda parte fue ya más de lo mismo. Con un Ecuador que parecía dar por colmadas sus aspiraciones con estar en los octavos, el monólogo de los de Jurgen Klinsmann se mantuvo.

Podolski, poniendo fin a su relación negativa cara al gol hasta ahora, mató el partido, si es que no estaba ya muerto, en un rápido contraataque de un Schneider que le puso un pase preciso para que el delantero sólo tuviera que rematar el 3-0.

Ya sólo hubo que dejar pasar el tiempo, con Suárez y Klinsmann dando descanso a algunas de sus piezas. Alemania, como primera, deberá esperar ahora al encuentro que medirá a Inglaterra con Suecia, con mayores probabilidades de estos últimos, para saber quien será su rival en octavos.