MUNDIAL-Argentina y Brasil, entre favoritos de Fidel Castro

Actualizado 17/06/2010 17:33:13 CET

LA HABANA (Reuters/EP) - El ex presidente cubano Fidel Castro dijo el jueves que Argentina y Brasil están entre los equipos con mayores posibilidades de conquistar la Copa del Mundo de fútbol Sudáfrica 2010.

Alemania, Inglaterra y España completan la lista de cinco favoritos para consagrarse en el Mundial, indicó Castro, de 83 años, en un artículo publicado en la prensa estatal local luego de que los 32 equipos participantes jugaran sus partidos de debut en el torneo.

"Aplicando mis poco confiables puntos de vista, me atrevo a considerar que entre Argentina, Brasil, Alemania, Inglaterra y España está el campeón de la Copa", dijo en una columna de opinión.

Castro se mantiene escribiendo artículos de actualidad en la prensa local tras ser reemplazado en la presidencia del país por su hermano Raúl en el 2008, luego de una enfermedad que lo tuvo al borde de la muerte.

"Los impactantes acontecimientos de la Copa Mundial de Fútbol en Sudáfrica, en el curso de unos breves días, han captado nuestras mentes", afirmó.

Castro, quien conserva el cargo de primer secretario del gobernante Partido Comunista, dijo que no vio equipo destacado que no haya "mostrado sus garras de león en ese deporte" y destacó el papel en la cancha del técnico argentino Diego Maradona y del delantero Lionel Messi.

Maradona y Castro han sostenido varios encuentros en la isla.

En una ocasión, el ex astro argentino, uno de los más famosos del mundo, le regaló una camiseta número 10 al líder de la revolución cubana y este último le obsequió una gorra verde olivo de guerrillero.

Ambos se profesan una gran amistad.

El "Pelusa", como se conoce también a Maradona, vivió durante varios años en Cuba para recuperarse de una crisis de salud que lo mantuvo en peligro, ocasionada por el exceso de drogas y alcohol.

"Hasta Maradona, que fue el mejor jugador de su historia, se resignará tranquilamente a que otros atletas anoten más goles, a más distancia, más espectaculares y con más puntería que él, en la misma puerta, y del mismo tamaño, que aquella donde su fama alcanzó un sitial tan alto", concluyó Castro.