Actualizado 24/08/2006 14:20 CET

Mundial.- Lituania y Australia ganan a Brasil y Qatar para completar el grupo C junto a Turquía y Grecia

HAMAMATSU (JAPON), 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Lituania despejó todas las dudas que había en el grupo C y con su victoria (79-74) sobre Brasil cerró su presencia en los octavos de final y, de paso, la de Australia, que también cumplió venciendo a Qatar.

De esta manera, Lituania, como tercera, y Australia, como cuarta, serán los clasificados para la segunda ronda en este grupo junto a Turquía y Grecia, que se jugarán el primer puesto en el último choque de la jornada.

Era una final el duelo entre lituanos y sudamericanos para ambos, pero los bálticos salieron mucho más centrados y rápidamente abrieron brecha en el marcador con un gran acierto desde el perímetro (35-17, min. 10).

Arvydas Macijauskas, con 21 puntos, y Giedrius Gustas, con 19 tantos, fueron los brazos ejecutores de una Brasil que logró despertar en la segunda parte, pero que llegó tarde ya.

Los esfuerzos de Tiago Splitter, el mejor con 17 tantos, pero que erró un lanzamiento que hubiera podido mandar el choque a la prórroga, y Leandro Barbosa (12) no fueron suficientes.

QATAR SE VA DEL MUNDIAL SIN ESTRENAR SU CASILLERO DE VICTORIAS.

Por su parte, Qatar se despidió del Mundial con una nueva derrota, en esta ocasión ante Australia (93-46), que vio como este triunfo le daba el billete tras la victoria de los lituanos.

Mark Worthington anotó 17 puntos y Australia se despegó con una racha de 16-0 en la segunda mitad al vencer por 93-46 a Qatar para dejar la puerta abierta a la segunda ronda del mundial de baloncesto.

Jason Smith agregó 16 por los australianos, mientras que Andrew Bogut y Sam Mackinnon sumaron 10 cada uno. Abdul Ali fue el mejor por Qatar (0-5) con 16 tantos.

Qatar abrió el partido con un parcial 11-7 gracias a los dos triples de Turki Ali en los tres primeros minutos. El partido se mantuvo cerrado en el primer parcial, pero Australia anotó nueve consecutivos en la apertura del segundo período.

Los australianos mandaban ya en la primera mitad por 41-30, y en la segunda, con un parcial de 16-0, cerraron por completo ese encuentro.