MUNDIAL-Selección de fútbol de Brasil lleva alegría a Zimbabue

Actualizado 02/06/2010 18:27:48 CET

Por Barry Moody

HARARE (Reuters/EP) - La selección de fútbol de Brasil llevó alegría a Zimbabue el miércoles, provocando euforia en las calles cuando arribaron para jugar un partido amistoso en preparación para la Copa del Mundo de Sudáfrica.

Zimbabue ha sufrido durante una década de colapso económico, crisis política y violencia, por lo que las buenas noticias habían sido escasas.

Hasta esta semana, su sueño de obtener algún beneficio a partir del Mundial en la vecina Sudáfrica, especialmente gracias a ingresos por turismo, se había visto frustrado.

Sin embargo, Brasil, uno de los favoritos para coronarse campeón del certamen internacional, aceptó viajar a Harare para un partido contra Zimbabue y la emoción era palpable en todos, desde funcionarios de inmigración hasta botones de hotel, quienes dijeron que irían a ver el partido.

El Estadio Nacional de Harare, con capacidad de 60.000 espectadores y que fue recientemente reacondicionado por China, ya vendió todas las entradas para el encuentro, pero incluso los hinchas sin entradas llegaron al lugar con la esperanza de entrar.

Los precios de las entradas, 10 dólares, están al triple del costo regular.

En el camino que conduce al estadio, al borde de la ciudad, se produjo un embotellamiento de tránsito más d dos horas antes del comienzo del partido.

MEDIO FERIADO

Las oficinas del Gobierno y las escuelas declararon un feriado de medio día para permitir que la gente viera el partido.

Medios de comunicación locales sugirieron que el encuentro deportivo es un favor del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, al líder de Zimbabue, Robert Mugabe, que ha sido marginado por Occidente por largo tiempo por lo que es visto como su brutal represión de la oposición política e intervención electoral en el 2008.

El partido fue titular de los periódicos de Zimbabue, que usualmente cubren exclusivamente eventos políticos y económicos.

El personal del exclusivo hotel Meikles en Harare dijeron que el recinto estaba copado por primera vez desde el 2008.

PODER COMPARTIDO

Una larga lucha política provocada por el disputado resultado de las elecciones fue resuelta finalmente a través de la formación de un Gobierno de poder compartido con el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, por su sigla en inglés) el año pasado.

Sin embargo, aún se considera que el partido ZANU-PF de Mugabe es el que ejerce el poder real en el país, con el control de la policía y del ejército.

"Este es el mayor evento deportivo en la historia de Zimbabue. Es una oportunidad única para destacar a Zimbabue", dijo a la BBC el ministro de Deportes de Zimbabue, David Coltart.

Los hinchas han adoptado las ruidosas trompetas vuvuzelas de Sudáfrica, que hacen sonar incesantemente mucho antes del partido, y muchos de ellos visten los colores brasileños.