Actualizado 06/06/2006 17:11:00 +00:00 CET

Mundial.- El seleccionador brasileño advierte sobre el peligro de los equipos europeos a balón parado

KOENIGSTEIN (ALEMANIA), 6 Jun. (EP/AP) -

El seleccionador brasileño, Carlos Alberto Parreira, advirtió hoy que Brasil debe evitar ser sorprendido en jugadas a balón parado en el Mundial, especialmente cuando le toque medirse con equipos europeos.

Parreira señaló además que el equipo anda bien física y tácticamente y que ahora se dedicará más que nada a mentalizarse de cara a su debut el próximo 13 de junio frente a Croacia.

"Los rivales europeos se valen mucho de las jugadas con pelota parada y tenemos que tener cuidado en no ser sorprendidos en la defensa", manifestó Parreira en una rueda de prensa en el hotel de la selección, en Koenigstein, a unos 40 kilómetros al sur de Francfort.

Parreira se refirió a ese tema horas después de que la selección 'canarinha' realizara su primer entrenamiento desde que llegó el pasado domingo procedente de Suiza. En esta primera jornada, el técnico le dedicó casi una hora a los ensayos de jugadas a balón parado, tanto ofensivas como defensivas.

Puso a Ronaldinho y a Zé Roberto a lanzar córners y tiros libres en busca de cabezazos de Lucio, Kaká y Adriano. También colocó en algunas ocasiones a Kaká cerca del primer palo para que ayudase a despejar centros a la meta de Dida. El zaguero Juan también estuvo muy activo.

En Brasil preocupa especialmente que Dida sale a destiempo a cortar centros, así como los titubeos de Lucio, Juan y Roberto Carlos en la defensa. "Queremos practicar para buscar goles de cabeza, pero también para no ser sorprendidos", subrayó el técnico, destacando que Croacia tiene a dos buenos laterales que posiblemente enviarán muchos centros a la zona brasileña.

CONFIANZA EN SU 'CUARTETO MAGICO'.

El seleccionador, por otra parte, dijo que Ronaldo está en condiciones físicas para jugar y expresó su confianza en Adriano, pese a que el delantero del Inter ha estado en los últimos tiempos con la pólvora mojada.

En cuanto al aspecto físico, reiteró que el equipo está a un buen nivel. "Ahora es una cuestión mental", indicó, añadiendo a su vez que la selección ha mostrado "dedicación y voluntad".

Sobre Adriano, Parreira mostró su total confianza, destacando que desde muy joven se enroló en el fútbol italiano y que ya reúne una buena dosis de experiencia.

Adriano integrará el llamado "cuarteto mágico" ofensivo con Ronaldo, Ronaldinho y Kaká, pero persiste la duda por su prolongada enemistad de cara al gol.

Parreira, además, señaló que Ronaldinho debe seguir jugando con la "alegría" que ha mostrado en la selección y con el Barcelona del fútbol español. "El no puede perder la alegría; tiene que utilizar todo su repertorio", afirmó.

Y sobre Kaká, Parreira dijo: "Está muy centrado y no tengo dudas que será uno de los grandes en el mundial". Incluso, dejó entrever que el joven astro del Milan podría ser la figura del certamen.