NBA.- Lin, "feliz" por romper con los estereotipos, viviendo su particular sueño americano

Actualizado 16/02/2012 20:41:52 CET
Calderón, De Raptors, Marcado Por Lin, De Knicks
REUTERS

NUEVA YORK (ESTADOS UNIDOS), 16 Feb. (EP/Reuters) -

La sensación de los Nueva York Knicks, Jeremy Lin, ha asegurado sentirse "contento" por ayudar a romper algunos de los estereotipos que afirman que ni los jugadores asiático-americanos ni aquellos pertenecientes a equipos de universidades de élite americanas pueden competir al más alto nivel.

"Hay muchos estereotipos, obviamente. Lo más que podemos hacer es romperlos día a día, al convertirnos en mejores. Espero que el futuro cercano veamos a muchos asiáticos y asiático-americanos jugando al baloncesto en la NBA", comentó Lin sobre los prejuicios que todavía existen sobre la capacidad de que los jugadores de origen asiático puedan competir en la NBA.

El único jugador de origen taiwanés de la NBA no fue reclutado ni por ningún equipo de instituto americano ni tampoco elegido en el 'draft' por ninguna franquicia, a pesar de haber brillado en la 'Ivy League', en la que defendió los colores de la Universidad de Harvard, al estudiar en esta institución la carrera de Economía. "Ese es otro estereotipo, porque la Ivy League va en aumento. El baloncesto de Harvard va en aumento", comentó.

Posteriormente, recaló en las filas de los Golden State Warriors, donde disputó 10 minutos en cada uno de los 29 partidos que jugó y seguidamente fue cedido a dos equipos, antes de ser fichado por los Nueva York Knicks, en donde está siendo la revelación del torneo.

Jeremy Lin ha realizado actuaciones sobresalientes en los últimos partidos, anotando puntos decisivos, como el triple en el último suspiro que supuso para los Knicks la victoria ante los Toronto Raptors de Calderón (90-87) o demostrar sus habilidades como base liderando la séptima victoria del equipo ante los Sacramento Kings (100-85).

DESEANDO VOLVER A TAIWÁN.

Además, el base de 23 años admitió tener "muchas ganas de volver a la tierra de sus padres una vez se acabe la temporada" con el objetivo de organizar un campamento de baloncesto. "Lo hice el año pasado también. Siento una gran pasión por el juego y soy un apasionado de Taiwán. Me gustaría hacer eso", señaló.

Por último, el californiano resaltó el estupendo ambiente que hay dentro del equipo gracias a los últimos triunfos. "Tenemos que dejar a un lado nuestros egos y seguir las instrucciones del entrenador (Mike D'Antoni). Es increíble la camaradería de este equipo. Me siento feliz de estar con ellos, se entrena mejor con sonrisas y esa es la belleza de los deportes de equipo y del baloncesto", concluyó.