NBA.- Los Timberwolves rompen su mala racha sin la mejor versión de Ricky Rubio

Actualizado 16/02/2012 20:44:11 CET

Marc Gasol también logró el triunfo con los Grizzlies, mientras que perdieron Rudy Fernández, Ibaka y Calderón

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El base Ricky Rubio y el pívot Marc Gasol fueron los únicos jugadores españoles en sumar un triunfo esta pasada madrugada, con especial mención para el de El Masnou, que rompió una racha de cuatro derrotas seguidas, mientras que Rudy Fernández, José Manuel Calderón y Serge Ibaka no tuvieron tanta suerte.

En el Target Center, los Timberwolves aspiraban a recuperar la senda victoriosa aprovechando la visita del peor equipo del año, Charlotte Bobcats, al que derrotaron claramente por 102-90, aunque no contaron con la mejor versión de Ricky Rubio, que ha perdido algo de protagonismo con la recuperación de JJ Barea.

Así, el director de juego catalán firmó seis puntos, con 2/7 en lanzamiento y 2/3 en tiros libres, repartió siete asistencias, robó cuatro balones y capturó un rebote, aunque perdió tres balones, en más de 25 minutos en los que el internacional dejó algunos pases de renombre y demostrando su buen hacer cuando el equipo corre.

De todos modos, la recuperación de Barea le está restando minutos a Rubio, que durante un buen tramo de campaña ha acumulado demasiados y ahora los tiene más repartidos. El puertorriqueño está volviendo a su mejor nivel y ayudó desde el banquillo con 12 tantos y ocho asistencias.

Los Timberwolves tuvieron en su jugador franquicia, Kevin Love, a su mejor hombre con 30 puntos y 18 rebotes, formando una dupla demoledora por dentro con el serbio Nikola Perovic, que hizo 21 y 11. Los Bobcats, pese a los puntos de Kemba Walker (21 puntos) y Corey Magette (18), plantó cara hasta el tercer cuarto donde fue desbordado por su rival con un parcial de 30-18 y no pudo reaccionar para encajar su decimosexta derrota consecutiva.

Por su parte, la otra victoria de la jornada vino de la mano del pívot Marc Gasol, que ayudó para que Memphis Grizzlies encadenase su segunda victoria consecutiva al ganar con trabajo en sus visita a los Nets de Nueva Jersey por 100-105.

Los de Lionel Hollins volvieron a contar con su siempre efectivo juego de equipo, sobre todo el de su quinteto titular, que sumó dobles dígitos de anotación, y con el trío Rudy Gay-Marreese Speights-Tony Allen a gran nivel. El primero fue el máximo anotador con 25 puntos, pero el pívot hizo un sensacional partido, con 20 tantos y 18 rebotes, mientras que Allen aportó 20 puntos.

Además, el base Mike Conley hizo 16 puntos y 10 asistencias, mientras que Marc Gasol cedió parte de protagonismo a su compañero en la zona, quedándose en 12 puntos, con 6/15 en tiro, siete rebotes y tres asistencias.

Sin embargo, los Nets recetaron la misma medicina a su rival y tuvieron hasta a siete jugadores con diez o más puntos, liderados por Deron Williams, autor de 26, además de repartir once asistencias, que no le sirvieron a los suyos en un igualado choque decidido por un parcial de 0-7 de los Grizzlies en el tramo final.

CALDERÓN PIERDE SU DUELO CON PARKER.

Entre las noticias negativas, estuvieron la serie de derrotas del resto de españoles. Así, el base José Manuel Calderón vio como otro buen partido no le bastaba para que Toronto Raptors se hiciese con la victoria, cayendo ante San Antonio Spurs por 106-113, perdiendo también el duelo con Tony Parker.

El de Villanueva de la Serena volvió a demostrar que está en un buen momento de forma y fue el segundo máximo anotador tras DeMar DeRozan (29) de la franquicia canadiense con 16 puntos, con 8/15 en lanzamiento, a lo que unió once asistencias y tres rebotes.

Sin embargo, el extremeño no pudo frenar a Tony Parker, que brindó un sensacional encuentro y lideró a los Spurs a su novena victoria consecutiva, la sexta a domicilio seguida, con 34 puntos y 14 asistencias.

'Calde' tomó la responsabilidad de los Raptors en los minutos decisivos y con sus puntos mantuvo la esperanza de derrotar a uno de los grandes equipos del Oeste. El español puso el 96-97 a falta de más cuatro minutos, pero luego Toronto no acertó en sus ataques y su rival tomó una renta de cinco puntos que supo administrar.

LOS THUNDER PIERDEN EL PASO.

Mientras, Oklahoma City Thunder, el mejor equipo del Oeste, no pudo continuar con su buena marcha ante los Houston Rockets en un partido que empezó de forma pésima (22-8), pero que remontó para acabar perdiendo en los últimos segundos (96-95) después de que su mejor hombre, Kevin Durant, no lograra encestar en la última posesión de su equipo.

Durant logró 33 puntos y ocho rebotes, a los que Russell Westbrook añadió 26 y seis asistencias, pero, después de haber hecho todo el esfuerzo para remontar el mal comienzo y de mantener el partido igualado hasta la última posesión, encajaron su séptima derrota de la temporada, la sexta a domicilio.

Así, el protagonista fue Kevin Martin que, a 23.6 anotó dos tiros libres para dar la victoria a los suyos. Después, Durant lanzó hasta tres veces a canasta y Westbrook se jugó un triple sobre la bocina que no dio resultado.

Antes de ser el gran protagonista de la victoria, Martin había igualado su mejor marca de la temporada con 32 puntos, a los que Luis Scola añadió 15 y el 'rookie' Chandler Parsons, 14. Mientras, el internacional español Serge Ibaka estuvo más discreto que de costumbre, con sólo seis puntos en 23 minutos (1/4 en tiros de campo y cuatro tiros libres sin fallo), aunque añadió cinco rebotes y cuatro tapones. James Harden, con 17 puntos, fue el otro único visitante que superó la decena.

DALLAS ARROLLA A UNOS GRISES NUGGETS, CON RUDY OTRA VEZ EL MEJOR.

Por su parte, Denver Nuggets volvió a ofrecer su peor versión y sucumbió sin paliativos ante Dallas Mavericks (102-84), que mostraron sus hechuras de vigente campeón y tuvieron a seis jugadores en diez o más puntos para lograr la quinta victoria consecutiva.

Shawn Marion logró 16 puntos y 10 rebotes, Vince Carter, 15, Lamar Odom, 14, Jason Kidd, 13 y Dirk Nowitzki, 12 para conseguir que su equipo igualara su mejor racha de la campaña y consiguiera su decimonoventa temporada.

Y es que, desde el 9-1 inicial, los locales no dieron opción, ya que los Nuggets necesitaron cuatro minutos para anotar su primera canasta en juego, por medio de Corey Brewer, que se quedó en nueve puntos.

De poco sirvió el buen hacer del español Rudy Fernández, que fue el máximo anotador de los suyos, con 14 en poco más de 20 minutos de juego. El alero balear tuvo un 5 de 9 en tiro (2/5 en triples) a lo que añadió dos tiros libres, pero, con un pobre 35 por ciento de acierto, poco pudieron hacer los Nuggets.

Al Harrington alcanzó los 13 y Faried y Koufos, pero el equipo sigue extrañando a Gallinari y también echó en falta una noche más certera de Afflalo o Lawson, que sumaron tres puntos cada uno con 0/6 y 1/8 en tiro, respectivamente.