Publicado 23/08/2021 10:52CET

El piragüismo quiere confirmar su salto respecto a Rio 2016

Archivo - La palista española Inés Felipe
Archivo - La palista española Inés Felipe - RFEP - Archivo

TOKIO, 23 Ago. (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro) -

El piragüismo español tratará de confirmar su progreso en un deporte que se estrenó en el programa hace cinco años en Río de Janeiro, donde acudió con un deportista, un número que ha aumentado a cinco para competir en los Juegos de Tokio.

En las aguas brasileñas, España sólo pudo clasificar a un deportista, el sevillano Javier Reja, en la modalidad de KL2 200, pero este no pudo acceder a las semifinales, una ronda que esperan que no sea un 'muro' para Adrián Mosquera, Adrián Castaño, Higinio Rivero, Juan Valle e Inés Felipe. Reja lo intentó de nuevo y se quedó fuera, aunque a cambio sí estará en remo.

De todos ellos, fueron Rivero y Valle, los primeros que lograron la plaza y lo hicieron además con bastante tiempo y en la misma cita. El de Barakaldo, de 39 años, sacó su billete paralímpico en el Mundial de 2019 tras quedar séptimo en la final de VL2 200 metros, mientras que el extremeño lo consiguió en la modalidad de KL3, también con idéntica posición.

Rivero empezó en el piragüismo adaptado en la distancia de maratón, en la que se llegó a proclamar campeón del mundo en los años 2016 y 2017, pero el hecho de ser paralímpico le hizo cambiar a la modalidad de esprint y el año de aplazamiento le ha dado más tiempo para intentar pelear al menos por estar en la final en Tokio, donde se presentará como subcampeón continental.

Valle también ha aprovechado la prórroga que le dio el coronavirus para afinar su puesto a punto para la cita de la capital japonesa. Así, en 2020, demostró su mejoría y se hizo con la plata en la Copa del Mundo disputada en Szeged (Hungría), mismo lugar donde el pasado mes de mayo rozó el podio.

Los otros tres palistas tuvieron que esperar precisamente a esta cita en aguas húngaras para confirmar su clasificación para Tokyo 2020. El que mejores sensaciones dejó en este caso fue Adrián Mosquera en VL3, donde peleaba por la plaza con Javi Reja. El gallego, de 25 años, no dio opciones y se hizo con el oro y el billete a la capital japonesa, a donde llegará con el refuerzo anímico de haber sido en junio subcampeón de Europa.

El balear Adrián Castaño, de 26 años, también cerró su clasificación para los Juegos el pasado mes de mayo al terminar noveno en KL1 y ha asegurado que su principal objetivo es participar en la final paralímpica.

Finalmente, la extremeña Inés Felipe, de 35 años y que será la primera española en competir en piragüismo en unos Juegos Paralímpicos, a los que se clasificó con brillantez tras concluir sexta en la final de KL2 de la Copa del Mundo de Szeged, un logro para una deportista que empezó hace cinco años a practicar este deporte.

Contador