Publicado 14/03/2021 10:22CET

El Rally Clásico Isla de Mallorca tiene nuevo campeón, el piloto alemán Florian Feustel

El piloto alemán Florian Feustel y su copiloto Christina Ettel celebran el campeonato del Rally Clásico Isla de Mallorca.
El piloto alemán Florian Feustel y su copiloto Christina Ettel celebran el campeonato del Rally Clásico Isla de Mallorca. - RALLY CLÁSICO ISLA DE MALLORCA

   PALMA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El piloto alemán Florian Feustel se ha alzado este sábado con el campeonato de la XVII edición del Rally Clásico Isla de Mallorca, después de haber sabido administrar la ventaja obtenida en la primera jornada de las tres que ha durado la competición.

   La maestría y control de la prueba demostrados por Feustel, junto a su copiloto, Christina Ettel, a mandos de su Porsche 911 Iroc RSR de 1974, administrando la ventaja obtenida en la primera jornada de la competición y realizando grandes tiempos en cada tramo del rally, le ha permitido alzarse, en su segunda participación, con la victoria en el Rally Clásico Isla de Mallorca.

   El piloto alemán no ha lo ha tenido fácil para proclamarse campeón del Rally Clásico Isla de Mallorca en esta XVII edición. El piloto austriaco Kris Rosenberger ha luchado hasta el final por la victoria del campeonato.

   Los seis tramos de la tercera y última jornada de competición han sido precisamente para Rosenberger, que se ha mostrado intratable junto a su copiloto Sarah Adolph y su Porsche 911 de 1981. Sin embargo, no ha sido suficiente para que pudiera alzarse con el campeonato.

   LOS EQUIPOS MALLORQUINES, VENCEDORES EN LA CATEGORÍA DE REGULARIDAD

   En la categoría de Regularidad, los equipos mallorquines se han mostrado imbatibles durante toda la prueba, liderando desde el primer tramo las dos modalidades.

   El equipo formado por Jaime y Enrique Carbonell, después de una increíble remontada en la segunda jornada, se ha mostrado imbatible también en el tercer y último día de competición, llevándose cinco de los seis tramos, y proclamándose campeón de regularidad en la modalidad 'Media Alta' a los mandos de su VW GTI de 1981.

   Mientras, Tomeu Castañer y Miquel Deya y su Jaguar E-Type de 1963 se han alzado con el triunfo de regularidad en la modalidad 'Media Baja', después de haber realizado con enorme maestría el tramo de Sa Calobra y haber arrebatado el liderazgo al equipo Nigorra/Nigorra. A partir de ese momento, el equipo formado por Castañer y Deya ya no ha abandonado en ningún momento el liderazgo de la clasificación ganando cinco de las seis pruebas de la última jornada de competición.

   El Ford Sierra de 1987 del equipo compuesto por el piloto José Martorell y el copiloto Tomeu Fluxa, se ha alzado con la victoria en la categoría YoungTimers, al superar al Ford Sierra de Fluxa/Ramis y al Porsche 944 de 1984 del equipo Salar/Salar, que han terminado segundo y tercero respectivamente en la categoría.

   EL RALLY CLÁSICO ISLA DE MALLORCA, UNA PRUEBA "SEGURA Y CONTROLADA"

   El director del Rally Clásico Isla de Mallorca, Toni Dezcallar, ha agradecido de manera especial a todos los pilotos su participación en esta prueba en un año complicado como el actual, y ha reconocido todo el trabajo del equipo para garantizar una prueba "segura y controlada en todo momento", ya que era el principal reto al que se enfrentaba la organización este año.

   Además, Dezcallar ha asegurado que está "muy orgulloso" de que esta prueba haya servido como "escaparate de Mallorca al exterior" y de la "gran comprensión" que ha tenido toda la afición de este deporte, a la que ha prometido trabajar "más aún", para que la siguiente edición sea "especial" y puedan disfrutar cada tramo en vivo y en directo.

   DIEZ AÑOS EN PUERTO PORTALS

   El puerto deportivo de Puerto Portals ha acogido por décimo año consecutivo la XVII edición del Rally Clásico, un evento que se ha celebrado en la marina y ha permitido estrechar la unión entre los aficionados al mar y al motor.

   Con este campeonato, ha destacado la organización del XVII Rally Clásico Isla de Mallorca, los aficionados de ambos sectores, náutica y motor, han podido disfrutar de esta simbiosis en uno de los puertos más destacados del Mediterráneo.

   Entre los coches participantes, se han encontrado joyas del motor como un coche eléctrico de la marca Loryc Electric Batteryrunner, una marca mallorquina creada en 1920 y que duró hasta 1923.

   Hace unos años, un ingeniero alemán recuperó la empresa con el objetivo de crear una movilidad más sostenible en la isla fabricando vehículos eléctricos en aluminio con más de 1.000 remaches, 20CV de potencia con los que supera los 100 km/h y tiene una autonomía de 200 kilómetros.

   Los Jaguar modelo XKE y E-Type han sido otras de las joyas que han rugido durante la competición, junto a otros coches míticos de carreras como un Bentley Old Number One de 1948 y un Bentley 3/8 Racer de 1949.