Publicado 08/11/2020 10:56CET

Rashford consigue el compromiso del Gobierno británico para acabar con la pobreza infantil

01 November 2020, England, Manchester: Manchester United's Marcus Rashford in action during the English Premier League soccer match between Manchester United and Arsenal at Old Trafford. Photo: Paul Ellis/PA Wire/dpa
01 November 2020, England, Manchester: Manchester United's Marcus Rashford in action during the English Premier League soccer match between Manchester United and Arsenal at Old Trafford. Photo: Paul Ellis/PA Wire/dpa - Paul Ellis/PA Wire/dpa

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El futbolista del Manchester United Marcus Rashford ha logrado, como cabeza visible del movimiento popular de lucha contra la pobreza infantil en el Reino Unido, que el primer ministro británico, Boris Johnson, haya aceptado su propuesta de ofrecer menús escolares a los más vulnerables, una medida que beneficiará a 1,7 millones de niños en los próximos 12 meses.

"Después del partido de ayer, tuve una gran conversación con el primer ministro para comprender mejor el plan propuesto y acojo con gran satisfacción las medidas que se han tomado para combatir la pobreza alimentaria infantil en el Reino Unido", escribió en la red social Twitter.

El pasado 16 de junio, el delantero de los 'red devils' forzaba al ejecutivo liderado por Boris Johnson a rectificar su postura y finalmente proporcionar cupones para alimentos para familias con dificultades económicas durante las vacaciones veraniegas escolares, después de enviar una carta a los parlamentarios británicos.

Aunque la medida se ejecutó durante los meses de verano, su continuidad en otoño y Navidad no fue aprobada. Esto despertó una ola de solidaridad en la sociedad británica, liderada por Rashford, que a través de las redes sociales se dedicó a anunciar todos los establecimientos, ayuntamientos, colegios y demás instituciones que ofrecían alimentos a los más necesitados.

A pesar del éxito, Rashford es consciente de que "todavía hay mucho más por hacer". "Mi preocupación inmediata son los aproximadamente 1,7 millones de niños que se pierden las comidas escolares gratuitas, la provisión en vacaciones y los vales de Healthy Start porque sus ingresos familiares no son lo suficientemente bajos, pero la intención que ha mostrado el Gobierno es positiva y debe ser reconocida", anunció.

"Los pasos que se den hoy mejorarán las vidas de cerca de 1,7 millones de niños en el Reino Unido durante los próximos 12 meses, y eso hay que celebrarlo", añadió.

Además, el internacional inglés agradeció a los comercios locales, profesores, trabajadores sociales y de ONGs, voluntarios y trabajadores esenciales que se hayan unido para lograr este objetivo. "Quiero aprovechar este momento para reflexionar sobre lo que ha ocurrido durante las últimas dos semanas. Estoy muy orgulloso de 'nosotros' como colectivo", apuntó. "Ayer me fui a la cama agradecido pero consciente de que todavía quedan muchas cosas por hacer", concluyó.

Contador