Publicado 10/06/2024 14:03

El Real Madrid afirma que "seguirá trabajando para erradicar cualquier comportamiento racista" en el deporte

27 May 2024, Spain, Valdebebas: Real Madrid's Vinicius Junior speaks with the press during Real Madrid Open Media Day at Ciudad Real Madrid, ahead of their UEFA Champions League final soccer match against Borussia Dortmund. Photo: Alberto Gardin/ZUMA Pres
27 May 2024, Spain, Valdebebas: Real Madrid's Vinicius Junior speaks with the press during Real Madrid Open Media Day at Ciudad Real Madrid, ahead of their UEFA Champions League final soccer match against Borussia Dortmund. Photo: Alberto Gardin/ZUMA Pres - Alberto Gardin/ZUMA Press Wire/d / DPA

   MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Real Madrid acogió la condena --ocho meses de prisión y prohibición de entrada a estadios durante dos años-- a los tres jóvenes que profirieron insultos racistas al brasileño Vinícius Júnior en Mestalla el año pasado, asegurando que "seguirá trabajando para erradicar cualquier comportamiento racista" en el fútbol y el deporte en general, según un comunicado.

   Los tres jóvenes que profirieron insultos racistas dirigidos al jugador del Real Madrid Vinícius Júnior durante el partido de la liga que enfrentó a este equipo con el Valencia CF en el estadio de Mestalla el pasado 21 de mayo de 2023 reconocieron los hechos y aceptaron ocho meses de cárcel por un delito contra la integridad moral con la agravante de odio.

   Así lo aceptaron este lunes en un juicio por conformidad al que se han adherido las acusaciones --LaLiga, la Real Federación Española de Fútbol, el Real Madrid CF y el propio jugador-- tras la carta de arrepentimiento que suscribieron los jóvenes.

   En ella, según el comunciado del club madridista, admitieron su responsabilidad penal de los hechos y pidieron que "se destierre en las competiciones todo vestigio de racismo e intolerancia".

   Asimismo, los condenados no podrán asistir en los estadios de fútbol a partidos profesionales durante los próximos dos años. No obstante, la pena queda suspendida a condición de que no vuelvan a delinquir los próximos tres años.

   "Esta es la primera condena por hechos de esta naturaleza que dictan los juzgados y tribunales penales", celebró el Real Madrid, que ha ejercido junto a Vinícius y otras entidades la acusación particular en este procedimiento.

   Así, el club afirmó en su comunicado que "seguirá trabajando para proteger los valores de nuestro club y erradicar cualquier comportamiento racista en el mundo del fútbol y del deporte".

Contador