Publicado 06/10/2021 20:49CET

El Real Madrid debuta con un trabajado triunfo en el Metalist

Nahikari Garcia of Real Madrid looks on during the Spanish women's league, Primera Iberdrola, football match played between Real Madrid and Real Sociedad at Alfredo di Stefano Stadium on September 29th, 2021 in Madrid, Spain.
Nahikari Garcia of Real Madrid looks on during the Spanish women's league, Primera Iberdrola, football match played between Real Madrid and Real Sociedad at Alfredo di Stefano Stadium on September 29th, 2021 in Madrid, Spain. - Irina R. Hipolito/AFP7 / Europa Press

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid se estrenó con una trabajada victoria en la fase de grupos de la 'Champions League' femenina tras derrotar este miércoles al Kharkiv ucraniano (0-1) en un partido que resolvió con un solitario tanto de Lorena Navarro en la primera mitad, que deja a las merengues al frente del grupo B.

El equipo de David Aznar fue dominador del encuentro, sobre todo en el centro del campo, donde pronto ejerció la superioridad, y pese a las estrecheces del final, el Real Madrid pudo llevarse los tres puntos y comenzar de la mejor manera su primera participación en la Liga de Campeones.

Las blancas, que no llevan una buena racha en el la Liga Iberdrola -ocupan la antepenúltima plaza y todavía no han ganado tras cinco jornadas- han encontrado consuelo en el torneo continental, donde se están mostrando mucho más efectivas. Este miércoles, el conjunto merengue fue acreedor del triunfo en el mítico estadio Metalist con más de un 70% de posesión.

Lorena Navarro fue la autora del único gol del partido gracias a un remate con su pierna derecha -dentro del área- tras un centro de Lucía García que llevó a buen puerto. Su empeño por finalizar la jugada acabó batiendo a la portera ucraniana, que nada pudo hacer para evitar el 0-1 a los 34 minutos de partido.

Poco después, al borde del descanso, las merengues tuvieron el segundo en botas de Nerea Pérez -tras un magnífico pase de Nahikari García- pero su disparo se marchó desviado. En la segunda mitad, con menos fútbol y más interrupciones, el Real Madrid supo jugar bien con los tiempos del partido e incluso dispuso de algún centro peligroso para sentenciar la empresa.

Sin embargo, el marcador no se movió del 0-1 pese al 'mano a mano' final que desperdiciaron las merengues, que confirmaron su sobrio triunfo para situarse en lo más alto del grupo B a la espera del otro partido de la primera jornada que mide al Breidablik islandés y al Paris Saint-Germain.

Contador