Publicado 31/05/2024 17:02

El Real Madrid y su eficacia en finales

Archivo - Marcelo Vieira da Silva of Real Madrid holding the cup and teammates celebrate during the trophy ceremony following the UEFA Champions League Final football match between Liverpool FC and Real Madrid CF on May 28, 2022 at Stade de France in Sain
Archivo - Marcelo Vieira da Silva of Real Madrid holding the cup and teammates celebrate during the trophy ceremony following the UEFA Champions League Final football match between Liverpool FC and Real Madrid CF on May 28, 2022 at Stade de France in Sain - JEAN CATUFFE / DPPI / AFP7 / Europa Press

    MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

   El Real Madrid disputará este sábado en el Estadio de Wembley (Londres) su decimoctava final de la Copa de Europa/Liga de Campeones de su historia, la sexta en la última década, con el objetivo de mantener ante el Borussia Dortmund su positiva dinámica en los partidos por el título continental, ya que no pierde desde hace más de 40 años una final de esta competición, y además, un rival que no sea español no le gana un encuentro por un título a partido único desde el año 2000.

   El conjunto dirigido por Carlo Ancelotti buscará la 'Decimoquinta' en un mítico estadio donde espera seguir con su idilio con la máxima competición continental donde nadie ha sido capaz de derrotarle en sus últimas ocho finales, todas las que ha jugado desde 1998. Su última derrota en una pelea por la 'Orejona' fue en 1981 ante el Liverpool inglés.

   Su primera final fue su primer título, el primero también de la vieja denominación Copa de Europa, que nació en la temporada 55/56. Los merengues vencieron al Stade de Reims por 4-3, para iniciar la leyenda del actual 'Rey de Europa' que les llevó a ganar las cuatro siguientes ediciones ante la Fiorentina (2-0), el AC Milan (3-2), de nuevo el Stade Reims (2-0) y el Eintracht Frankfurt (7-3).

    En 1962, el equipo madrileño volvió a pelear por el trofeo, pero el Benfica y Eusebio con un doblete le hicieron claudicar por primera vez en una final (5-3). Y en 1964, el Inter de Milán de Sandro Mazzola, autor de un doblete, eclipsó a Di Stéfano y Puskas sobre el césped del Prater de Viena (3-1).

   El Real Madrid no volvió a una final de la Copa de Europa hasta la campaña 1965-1966, año que en el que se volvió a coronar con el equipo conocido como los 'Ye-ye', que batió por 2-1 al Partizán, con tantos de Amancio Amaro y Fernando. Luego, otra época de sequía hasta entrados los 80, cuando retornó a una final, en París ante el Liverpool, verdugo con un gol de Alan Kennedy en el tramo final.

   Y desde entonces, el Real Madrid no ha vuelto a perder una final de Copa de Europa desde que volviese a levantar el título en 1998 gracias al gol de Pedja Mijatovic ante la Juventus (0-1). Dos años después, en la primera final entre dos equipos de un mismo país, tampoco falló y arrolló en París al Valencia por 3-0 con tantos de Morientes, McManaman y Raúl.

   Fiel a su tradición con los años pares, en el 2002 llegó la 'Novena' ante el Bayer Leverkusen alemán, batido por 2-1 en Hampden Park, con el recordado gol de volea de Zinédine Zidane, aunque ese éxito abriría otra sequía larga donde los octavos llegaron a ser un 'muro'. Y es que los madridistas no avanzaron más allá del primer cruce de la competición entre 2004 y 2010 y luego no pasaron de semifinales de 2011 a 2013.

   Y ya con Carlo Ancelotti en el banquillo, en la temporada 2013-2014, el Real Madrid alcanzó de nuevo la final, la histórica de Lisboa ante el Atlético de Madrid y que abriría su era dominadora. Un cabezazo en el minuto 93 de Sergio Ramos llevó el choque a una prórroga donde se impuso 4-1. Al conjunto rojiblanco le volvió a negar la gloria dos años después en San Siro, esta vez en la tanda de penaltis tras el 1-1.

   Ese triunfo supuso el primero de los tres consecutivos, algo inédito en la historia de la Champions. En 2017, exhibición en la segunda parte en Cardiff ante la Juventus, derrotada por 4-1, y un año después, en Kiev, el Liverpool tampoco podría acabar con la hegemonía madridista al perder 3-1, con dos tantos de Gareth Bale, el primero de ellos de chilena.

   Después, el Real Madrid tendría que esperar cuatro años para volver a jugar una final de la máxima competición continental. Y volvió a saborear la gloria europea, con la 'Decimocuarta', al derrotar en el Stade de France de París al Liverpool con un solitario gol de Vinícius Júnior y una soberbia actuación de Thibaut Courtois.

NO PIERDE ANTE UN EQUIPO NO ESPAÑOL EN UNA FINAL DESDE EL 2000

   El Real Madrid viaja a Wembley, donde nunca ha jugado un final de Champions, sólo con dos 'manchones' en finales a un solo partido en todas las competiciones desde 2014. Fue en 2018, cuando cayó en la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid (2-4), prórroga mediante, y en 2023, cuando los madridistas sucumbieron (1-3) ante un muy superior FC Barcelona entrenado por Xavi Hernández en la Supercopa de España.

   En ese año 2014, cuando arrancó su dominio en Europa con la consecución de la 'Décima', se inició también una fortaleza casi indestructible en los partidos por un título. Y es que desde entonces los madridistas han disputado 21 finales a un partido, entre Champions, Copa del Rey, Supercopa de España --desde el cambio de formato en 2020--, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes, de las que han ganado 19, el 90,4% del total, con sólo esos dos mencionados borrones en el envidiable currículum de la última década.

   Y es que para ver su última derrota en una final a un partido ante un equipo europeo hay que remontarse al año 2000 cuando no pudo con el Galatasaray turco por culpa de un 'gol de oro' de Mario Jardel en la prórroga tras el 1-1 del tiempo reglamentario.

   Mientras que pocos meses después, el 28 de noviembre, el 'Rey de Europa' sufrió un nuevo revés contra un rival internacional en la final de la Intercontinental. En esta ocasión, en Tokio, el 'verdugo' fue el Boca Juniors de Martín Palermo y Juan Román Riquelme que se impuso por 2-1.

   Ahora, el Borussia Dortmund alemán intentará romper esta buena dinámica en finales de Champions y cuando hay en juego un título, algo de lo que, a un partido, pocos equipos europeos pueden presumir. Además del Benfica, el Milan y el Inter en las mencionadas finales de Copa de Europa de los 60, el Chelsea inglés, que lo hizo en la Recopa de 1971 y en la Supercopa de Europa de 1998, y el Aberdeen escocés, en la Recopa de 1983, han conseguido batir a los madridistas en este escenario. En total, de 35 finales internacionales a un partido (Copa de Europa, Recopa, Supercopa Europa, Copa Intercontinental y Mundial de Clubes), el conjunto madridista sólo ha perdido nueve.

Contador