Publicado 15/03/2021 19:45CET

El Real Madrid no quiere levantar un viejo muro

24 February 2021, Italy, Bergamo: Real Madrid's Luka Modric (L) and Atalanta's Cristian Romero battle for the ball during the UEFA Champions League round of 16 first leg soccer match between Real Madrid and Atalanta BC at Gewiss Stadium. Photo: Marco Alpo
24 February 2021, Italy, Bergamo: Real Madrid's Luka Modric (L) and Atalanta's Cristian Romero battle for the ball during the UEFA Champions League round of 16 first leg soccer match between Real Madrid and Atalanta BC at Gewiss Stadium. Photo: Marco Alpo - Marco Alpozzi/LaPresse via ZUMA / DPA

El Real Madrid no quiere levantar un viejo muro

El conjunto madridista busca sellar su pase a cuartos de la Champions ante un Atalanta obligado a remontar

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid tratará este martes de certificar en el Estadio Alfredo Di Stéfano (21.00 horas) su billete para los cuartos de final de la Liga de Campeones, una ronda que no pisa desde el año 2018 y que tiene cerca tras el valioso 0-1 que se trajo de Bérgamo, aunque no puede fiarse de un Atalanta que no dudará en ir a por la remontada sin nada que perder.

El gol de Ferland Mendy en los compases finales del Gewiss Stadium de finales de febrero da una buena ventaja a los de Zinédine Zidane para convertirse en el primer equipo español en estar entre los ocho mejores, un estatus del que no puede presumir desde la consecución de la 'Decimotercera'.

El Real Madrid va por delante en la eliminatoria, pero no debe confiarse porque su ventaja no es muy grande y recibirá a un rival que no llegará rendido y que tratará de ser lo atrevido que no pudo ser en su estadio, lastrado en parte por la temprana expulsión de Freuler y por el control que ejerció su rival.

El Atalanta sabe que la presión y la obligación es de los de Zinédine Zidane que no quiere empezar a levantar el 'viejo' muro con el que se toparon a mediados del inicio del siglo XXI cuando desde 2005 hasta 2010 no pudieron superar los octavos de final ante rivales de diversa entidad para luego encadenar como mínimo semifinales y cuatro títulos antes de caer en las dos últimas temporadas ante el Ajax y el Manchester City, en ambos casos perdiendo como local, con los 'ajacied' tras haber ganado la ida por 1-2 y perdiendo por 1-4 la vuelta.

Para ello, el 13 veces campeón tendrá que ofrecer su cara de las 'grandes citas' de esta temporada, en las que ha mostrado mucha más fiabilidad. Zidane ya pareció pensar más el sábado pasado en la visita de los de Gian Piero Gasperini que en el Elche y cerca estuvo de despedirse de la carrera por LaLiga Santander si no hubiese venido la reacción con los cambios.

El técnico francés rotó de cara al Atalanta y reservó a sus dos jugadores más regulares de la campaña como Kroos y Modric, lo que afectó al engranaje del equipo porque ni Valverde ni Isco estuvieron finos. Y cuando el conjunto ilicitano marcó, les metió rápidamente junto a Rodrygo, y el equipo cambió inmediatamente su cara en la media hora final para levantar el partido con dos goles de Benzema, cuya ausencia en la ida en Bérgamo también la notaron los merengues.

El problema ahora para 'Zizou' es ver como recompone al equipo por la importante baja de Casemiro, un futbolista que además de ser este año un buen recurso ofensivo, es la 'red de seguridad' del equipo. El brasileño está sancionado y está la opción de poner a Valverde en su lugar para un 4-3-3, con la opción de adelantar a Lucas Vázquez, acompañado por Rodrygo, jugador con más gol que Asensio o Vinicius, y que parece el idóneo para cubrir la enésima baja de Hazard.

Pero Zidane también puede optar por jugar con el alemán y el croata como mediocentros, algo que ya ha probado en otros partidos de la temporada en los que no ha estado el '14' (San Sebastián y Kiev) y probar con un 4-2-3-1, donde estaría por ver quien ejercería de teórico enganche.

EL ATALANTA BUSCA ASALTAR OTRO GRAN ESTADIO

Lo que parece casi descartado es que Zidane repita también el experimento de los tres centrales y que juegue con el capitán Sergio Ramos, que ya se probó durante más de una hora ante el Elche, junto a Varane, con la posibilidad de Nacho como lateral derecho para dotar de más consistencia defensiva de cara a frenar a un rival que lleva mucho peligro por los lados con sus dos carrileros.

El Atalanta querrá mejorar su imagen de la ida, donde no pudo ofrecer ese fútbol atractivo que le ha llevado a ser elogiado en toda Europa, perjudicado por la temprana expulsión de Freuler, la principal baja de Gasperini junto a la conocida de Hateboer, aunque también tiene la duda en defensa del albanés Djimsiti, que de no jugar sería sustituido por Palomino.

Por su parte, el croata Mario Pasalic ocupará en el puesto del internacional suizo en el centro del campo junto a De Roon, mientras que parece que el veterano técnico italiano volverá a apostar por su dupla colombiana Zapata-Muriel para buscar la remontada.

La 'Dea', la mejor opción para que el fútbol siga representado en la máxima competición continental tras la eliminación de la Juventus y la virtual de la Lazio tras el 1-4 ante el Bayern, no renuncia a la remontada avalado por su buen rendimiento a domicilio en Europa, con victoria en sus últimas cinco salidas. Empezó la racha en Ucrania ante el Shakhtar (0-3), la continuó en Mestalla (2-4) y este año la alargó en el estadio del Midtjylland (0-4) y en dos recintos de campeones de Europa como Anfield (0-2) y el Johan Cruyff (0-1), todo un aviso para el Real Madrid. FICHA TÉCNICA.

--POSIBLES ALINEACIONES.

REAL MADRID: Courtois; Nacho, Sergio Ramos, Varane, Mendy; Modric, Kroos; Lucas Vázquez, Rodrygo, Asensio y Benzema.

ATALANTA: Gollini; Tolói, Romero, Palomino; Maehle, De Roon, Pasalic, Gosens; Pessina; Muriel y Zapata.

--ÁRBITRO: Danny Makkelie (HOL).

--ESTADIO: Alfredo Di Stéfano.

--HORA: 21.00/Movistar Liga Campeones.

Contador