Publicado 13/09/2021 01:01CET

El Real Madrid se reencuentra con un Inter campeón y con el Shakhtar en un grupo asequible

Archivo - Lautaro Martinez of Inter in action during the UEFA Champions League, Group B, football match played between Real Madrid and FC Internazionale Milano at Alfredo Di Stefano stadium on November 03, 2020, in Valdebebas, Madrid, Spain.
Archivo - Lautaro Martinez of Inter in action during the UEFA Champions League, Group B, football match played between Real Madrid and FC Internazionale Milano at Alfredo Di Stefano stadium on November 03, 2020, in Valdebebas, Madrid, Spain. - Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid tendrá casi un camino calcado al de la pasada temporada para clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones tras quedar encuadrado en un Grupo D donde tendrá a dos rivales del año pasado, el Inter de Milán italiano y el Shakhtar Donetsk ucraniano, además del debutante Sheriff Tiraspol macedonio.

El 13 veces campeón de Europa, semifinalista en la pasada Champions, parte como el favorito para pasar a la ronda de cruces, aunque espera hacerlo sin los mismos agobios, provocados por el conjunto ucraniano, y seguramente con una mayor oposición del actual campeón de la Serie A, dispuesto de una vez por todas a brillar más en Europa.

El conjunto 'neroazzurro', triple rey continental, se coronó campeón de Europa por última vez en el año 2010, temporada en la que firmó el triplete de la mano de José Mourinho, pero desde entonces su nombre apenas ha resonado con algo de fuerza en las competiciones europeas, aunque fue finalista de la Liga Europa 2019-2020, cayendo contra el Sevilla.

Y este es el primer objetivo para un Inter que ha pasado sin pena ni gloria en las tres últimas ediciones de la Champions, donde no ha sido capaz ni siquiera de superar la fase de grupos. En la 2018-2019 le cerraron el paso el FC Barcelona y el Tottenham, en la 2019-2020 de nuevo el Barça y el Dortmund, y en la 2020-2021, el Real Madrid, que le ganó los dos duelos (3-2 y 0-2) y el Moenchengladbach, e incluso un Shakhtar que le dejó sin la consolación de la Liga Europa.

Tres reveses que pueden ser considerados fracasos para una buena plantilla que ya no sigue liderada por la férrea mano de Antonio Conte, que dejó el club tras acabar con el dominio hegemónico en la Serie A de 'su' Juventus y cuyo puesto está ocupado ahora por un Simone Inzaghi que ha perdido algunas piezas claves.

El Inter no tiene ya a una de sus grandes referencias arriba como el belga Romelu Lukaku, que ha puesto rumbo al campeón de Europa, el Chelsea, y que ha privado a Conte de mantener el peligroso dúo ofensivo que formaba con el talentoso delantero argentino Lautaro Martínez, que sigue siendo uno de sus peligros.

El 3-5-3 'neroazzurro' también ha perdido a Achraf Hakimi, que se marchó al proyecto del PSG francés, pero tampoco ha sufrido más pérdidas de consideración encontrando en el mercado buenos fichajes para reforzarse como el de un goleador consagrado como el bosnio Dzeko o un talentosos centrocampista como el turco Calhanoglu, que reforzará una línea donde sigue sobresaliendo el talentoso Niccolo Barella. Handanovic sigue resguardando la portería, custodiado por tres centrales de nivel como De Vrij, Skrinniar y Politano.

EL SHERIFF, UN DEBUTANTE CON HISTORIA

El resto de rivales del Real Madrid parecen accesibles, aunque tendrá que tener la lección aprendida cuando se mida al Shakhtar Donetsk, un rival que ya fue capaz el año pasado de ganarle los dos partidos de la fase de grupos con bastante solvencia (2-3 y 2-0) y que le complicó la vida hasta el final.

El conjunto ucraniano no se presenta en esta Champions como campeón de su país, trono que le cedió al Dinamo Kiev, y tuvo que acceder al torneo tras sufrir mucho en el 'playoff' ante el Monaco, frente al que mostró su línea irregular, ganando en el Principado (0-1) y sufriendo lo indecible en la vuelta, decidida a su favor por un gol en propia puerta (2-2).

Fiel a su tradición, el Shakhtar, que ahora entrena el argentino Roberto di Zerbi, sigue teniendo un marcado color brasileño en su estilo y en sus filas hay una gran cantidad de jugadores de este país, con Pedrinho entre los nuevos reclutamientos y que refuerza un ataque donde también ha llegado Lassina Traoré, procedentes del Benfica y del Ajax, respectivamente. A su lado jugadores nacionales como el sempiterno guardameta Pyatov, el mediocentro Stepanenko, los centrales Kryvtsov y Bondar o el exsevillista Konoplyanka.

Por último, el grupo lo completa el sorprendente Sheriff Tiraspol. Este equipo representará por primera vez en la máxima competición continental al fútbol de Moldavia, pais que le asigna la UEFA, aunque ellos mismos no se reconocen como moldavos.

El Sheriff nació en Tiraspol, la capital de la región de Transnitria, fronteriza con Ucrania, que proclamó su independencia a principio de los 90 y que cuenta con bandera, moneda y ejército propios, pese a que no tiene el reconocimiento de la comunidad internacional.

Ahora, paseará su nombre por algunos de los mejores escenarios del fútbol europeo como el Santiago Bernabéu o el Giuseppe Meazza en busca de seguir sorprendiendo como ya hizo hasta llegar a la fase de grupos tras superar cuatro previas, las dos últimas, con sólo un gol encajado, ante todo un campeón de Europa como el Estrella Roja serbio y el Dinamo Zagreb croata, .

Campeón en 19 ocasiones de los últimos 21 campeonatos domésticos de Moldavia, el Sheriff reúne en una plantilla sin excesivas estrella a futbolistas de muchas y variadas nacionalidades donde destacan una defensa americana con el brasileño Cristiano, el colombiano Arboledo, el peruano Dulanto o el trinitense Julien, un centro del campo con el internacional por Mali Adama Traoré y una delantera con el colombiano Frank Castañeda, su jugador más valorado.

Contador