Publicado 04/11/2020 18:11CET

La Real no quiere otro tropiezo en casa y Villarreal y Granada buscan acercarse a los cruces

Real Sociedad - Huesca
Real Sociedad - Huesca - LALIGA

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Real Sociedad intentará no complicarse su futuro en la Liga Europa y no volver a tropezar este jueves en el Reale Arena ante el AZ Alkmaar, líder de su grupo, mientras que el Villarreal buscará en casa ante el Maccabi el pleno de triunfos para casi dejar sentenciado su pase a unos cruces en los que también quiere estar un Granada que espera recuperar lo perdido en el Nuevo Los Cármenes ante el PAOK frente al Omonia.

En el Reale Arena (18.55 horas), la Real Sociedad está algo obligada a ganar para no alejarse de las eliminatorias después de que la semana pasada no pudiese con el Nápoles italiano (0-1), una derrota que empañó su actual buen inicio de campaña doméstica que necesitan trasladar ya al torneo continental.

Los de Imanol Alguacil marchan líderes de LaLiga Santander, donde están en un gran momento, pero hasta ahora, en la Liga Europa están sufriendo algo más y a la derrota ante los de Gennaro Gattuso, se une el sufrimiento para batir en su estreno a domicilio al Rijeka croata.

Esos tres puntos mantienen las opciones todavía intactas de los 'txuri-urdines', que necesitan ahora frenar a un AZ que ha empezado muy bien y que con sus triunfos en Nápoles y ante el equipo croata se ha puesto líder con seis puntos y como seria amenaza para realistas y partenopeos.

Lo principal para la Real Sociedad es arrastrar el acierto ofensivo que está teniendo en Liga, donde lleva ya 18 goles, 14 de ellos marcados en su impecable racha de cuatro victorias consecutivas, porque atrás se está manteniendo bastante sólido.

Alguacil realizará alguna rotación como la posible inclusión en ataque de Isak, Portu o Januzaj, y de Merino, que no jugó en Balaídos, y Guevara en el medio, mientras que seguramente pueda reservar para el fin de semana a Aritz Elustondo, ausente en Vigo.

Enfrente, un AZ que sólo ha perdido uno de sus diez partidos esta temporada, en la tercera previa de clasificación para la Champions ante el Dinamo, y que llega a San Sebastián con las importantes bajas en defensa de Vlaar e Indi en un equipo sin grandes figuras y con el hijo de Ruud Gullit, Maxim, defensa y no delantero como su padre, en sus filas.

El que mejor panorama tiene hasta el momento en la fase de grupos de esta Liga Europa es el Villarreal, que ha ganado sus dos partidos y que de hacerlo ante el Maccabi Tel-Aviv israelí en el Estadio de la Cerámica (21.00 horas) tendrá prácticamente billete y medio para los cruces.

De momento, el 'Submarino Amarillo' y el conjunto macabeo han ganado sus dos duelos ante el Qarabag y el Sivasspor, por lo que pondrán en juego el primer paso importante para hacerse con la primera plaza del grupo.

El conjunto que entrena Unai Emery llega en buen momento a este segundo partido en casa, donde espera por fin tener un choque más 'tranquilo' tras los dos primeros, aunque no pudo hace tres años con el Maccabi cuando coincidieron en la fase grupos, con derrota como local (0-1) y empate sin goles como visitante.

Después de ocho partidos sin perder, el técnico irundarra seguirá apostando por las rotaciones de cara a dar descanso para la visita el domingo al Getafe para tratar de no dejar escapar puntos ante un equipo que se quedó a las puertas de la Champions, eliminado por el Salzburgo. De momento, el campeón de Israel, que tiene en sus filas al español Saborit, no ha arrancado bien en su liga, donde todavía no ha ganado tras cuatro partidos.

EL GRANADA, FAVORITO EN CHIPRE

Finalmente, a las 18.55 horas, el Granada intentará mostrar su solidez en su visita al Omonia, teóricamente el rival más asequible de su grupo y ante el que espera sacar los tres puntos para compensar los dos que perdió en la anterior jornada en el Nuevo Los Cármenes ante el PAOK y seguir firme hacia las eliminatorias.

El conjunto nazarí afronta esta cita marcado por el coronavirus, que le impedirá contar con Jesús Vallejo y aliviar una zona defensiva con mucha carga, y con su técnico, un Diego Martínez que no pudo viajar por una PCR no concluyente, bajas que se unen a la de Roberto Soldado por el mismo motivo.

De todos modos, el Granada es favorito para sacar los tres puntos y situarse con siete de cara a una segunda vuelta donde jugará dos partidos como local, el primero de ellos ante el equipo chipriota, que después de arañar un punto en Salónica, estuvo cerca de sorprender en su estadio al PSV, cayendo en el minuto 92, prueba de que en su feudo no dará facilidades. En ese partido marcó su capitán, el español Jordi Gómez, un sensacional gol desde su propio campo para adelantar a los del exfutbolista noruego Henning Berg.