Publicado 07/02/2021 20:39CET

La Real recupera el paso y el Cádiz lo paga con el VAR

Mikel Oyarzabal
Mikel Oyarzabal - Joaquin Corchero / AFP7 / Europa Press

Athletic y Valencia empatan en San Mamés

Osasuna escapa de la quema que agobia al Eibar

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Real Sociedad volvió a ganar y a disfrutar (4-1) este domingo a costa del Cádiz en la jornada 22 de LaLiga Santander, con mucha protesta andaluza por la participación del VAR, mientras que Athletic Club y Valencia firmaron un empate justo (1-1) y Osasuna se llevó un choque vital (2-1) ante el Eibar.

Con una victoria en los anteriores 11 partidos, los de Imanol Alguacil fueron con todo y encontraron el juego y los goles, dos de Oyarzabal y otros dos de Isak, aunque pudieron ser más si no es por las paradas de Ledesma. Para el Cádiz, el gran culpable fue el VAR, pero lo cierto es que su defensa, la prioridad de Álvaro Cervera, hizo aguas una y mil veces, más desde la expulsión de Mauro.

La primera acción fue ya de protesta visitante, porque el VAR avisó al árbitro de una mano de Negredo en el área cuando quería despejar de cabeza. El penalti lo transformó Oyarzabal. Poco después, una mano de Zubeldia en el área contraria lo señaló como pena máxima Pizarro Gómez, pero la llamada de Mateu Lahoz, en la sala VOR, llevó al cambio de decisión del juez en el campo.

Aún con el enfado visitante, Oyarzabal firmó el 2-0 en un gran desmarque. La Real perdonó pero vio el partido bien de cara con la roja a Mauro, también revisada en la tele, por ser último defensa. En la reanudación le tocó a Isak ver puerta y, aunque recortó Jairo, el choque era de una Real que se ve a un punto del Villarreal y con trabajo de recuperación aún para buscar el 'Top 4'.

Mientras, un Athletic sin Muniain ni Raúl García, como rotación por el desgaste copero, se tuvo que conformar con el empate en San Mamés, ante un Valencia que sigue para poco más. Los vascos lograron su gol antes del descanso en propia puerta de Guillamón, después eso sí del clásico arranque fuerte de los de Marcelino.

Maxi había perdonado para los de Javi Gracia y la confianza 'che' tembló en la reanudación. Williams pudo sentenciar pero el Valencia aguantó y encontró el empate en Gabriel Paulista. Al Athletic le faltó aire entonces y con el quiero y no puedo de los visitantes, el empate terminó siendo justo, con los vascos aún lejos de la zona noble y el Valencia cuatro puntos encima del descenso.

De la zona roja se alejó Osasuna, gracias al 2-1 de Budimir en el minuto 86, con algo de fortuna pero tras un buen arreón local. El Eibar supo reaccionar al gol de Calleri que abrió el marcador en El Sadar con una buena jugada de Bryan Gil culminada por Kike García. Sin un dominador claro, Osasuna fue mejor y, pese a los paradones de Dmitrovic, escapó de la quema (22). Los vascos marcan la salvación, empatados a puntos con el descenso que marca el Valladolid (20).