Publicado 30/09/2021 21:05CET

La Real Sociedad deja escapar dos puntos ante el Monaco

Archivo - Mikel Merino
Archivo - Mikel Merino - Joaquin Corchero / AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Real Sociedad mereció más este jueves, pero tuvo que conformarse con un punto en su enfrentamiento con el AS Monaco (1-1), en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga Europa, en un duelo disputado en el Reale Arena donde los locales ofrecieron más argumentos para haber sacado un mejor botín ante su público.

El conjunto de Imanol Alguacil, pese a las numerosas bajas, fue mejor que el Monaco, tuvo más ocasiones -el doble de tiros a puerta- y una posesión abrumadora, pero no sirvió para dejar los tres puntos en casa. No fue así porque el cuadro de Niko Kovac presentó batalla, sobre todo en defensa, donde realizó un ejercicio casi inmaculado.

Los monegascos tomaron ventaja en el marcador al cuarto de hora con un cabezazo de Disasi que pegó en el poste, golpeó en Remiro, y terminó besando las redes para incredulidad de los 'txuri urdines'. El gol no aletargó a una Real que comenzó a generar ocasiones en botas de Portu y Oyarzabal, ambos bien nutridos por Mikel Merino.

Portu falló un clarísimo mano a mano a la media hora de partido y Januzaj, con un buen remate de cabeza, también estuvo cerca del gol, pero el tanto local no llegó hasta la segunda parte, cuando Merino se vistió de defensa central para incorporarse al remate en un saque de esquina y perforar la meta de Alexander Nuebel con un testarazo inapelable. El gol mató a los visitantes.

La Real Sociedad ganó metros y provocó que su rival se encerrase en el área sin más cometido que defenderse. La remontada parecía cuestión de minutos, pero no hubo forma de cambiar la igualada del electrónico y finalmente hubo reparto de puntos pese al empeño de Januzaj, uno de los mejores en el Reale Arena.

El 1-1 deja a los donostiarras en la tercera posición provisional del grupo B a la espera de afrontar un doble enfrentamiento con el Sturm Graz, en teoría el rival más asequible.

Contador