Publicado 07/09/2020 19:28:31 +02:00CET

La RFEF aprueba las normas de competición de Primera y Segunda adaptadas por la COVID-19

Fútbol.- La RFEF aprueba las normas y bases de competición de Primera y Segunda
Fútbol.- La RFEF aprueba las normas y bases de competición de Primera y Segunda - Humberto Bilbao / AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Gestora de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha aprobado este lunes las modificaciones de las normas y bases de competición de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank adaptadas a la situación generada por la COVID-19, tras llegar el domingo a un acuerdo con LaLiga en el marco de la Comisión de Seguimiento del convenio de coordinación.

Con ello, se fijan reglas para definir "estadios alternativos de cada equipo" en caso de que no pudieran disputarse los encuentros en sus propios feudos; se modifican "las reglas de jugadores mínimos habilitados de la primera plantilla y del conjunto del equipo para poder jugar los encuentros"; se establecen los criterios para "el aplazamiento de los partidos y las consecuencias competitivas" en el supuesto de que no se puedan celebrar.

También se acuerda "un modelo diferente de 'playoff'" si no pudiera disputarse mediante el sistema establecido a doble partido, se establece "la posibilidad de sustituir a los miembros del cuerpo técnico" y se acortan "los tiempos previos de llegada de los equipos a los estadios".

ESTADIOS ALTERNATIVOS FUERA DE SU COMUNIDAD AUTÓNOMA

Así, las nuevas normas recogen que si no es posible disputar un encuentro en el estadio del conjunto local se deberá utilizar, previa autorización de LaLiga y de la RFEF, "otro estadio de los que estén homologados al inicio de la temporada".

En este sentido, los clubes deberán comunicar antes del 18 de septiembre a ambos organismos el "estadio alternativo situado fuera de su Comunidad Autónoma" elegido; si dicho estadio también tuviera la prohibición de disputar encuentros, el club afectado o LaLiga podrán "designar otro estadio que cumpla con los requisitos previstos anteriormente".

En cuando a las alineaciones de futbolistas, el árbitro deberá ser informado, antes del inicio del encuentro, de la relación de futbolistas titulares y suplentes de cada equipo, así como la relación de técnicos que podrán situarse en el banquillo. Para poder comenzar un partido, cada uno de los equipos deberá comparecer y mantener durante todo el desarrollo del mismo al menos siete jugadores pertenecientes a la plantilla de la categoría en la que milita el equipo salvo lo estipulado en las cláusulas específicas para la COVID-19.

"Cuando un equipo no llegue a ese número mínimo, ya sea previo al partido o durante el desarrollo del mismo por cualesquiera causas que den lugar a reducir ese número, la diferencia hasta el exigido de siete no podrá cubrirse con jugadores de otra clase o categoría y el árbitro acordará la suspensión del encuentro, adoptando el órgano disciplinario la resolución que proceda", añade el comunicado.

UN APLAZAMIENTO POR EQUIPO EN PRIMERA Y DOS EN SEGUNDA

Las normas de competición podrán ser modificadas "por causas de fuerza mayor derivadas de la pandemia", y será la Comisión Delegada de la Asamblea de la RFEF la que determine "la paralización y/o de la vuelta a la competición oficial y su prolongación en el tiempo".

Por otra parte, si no se puede disputar un encuentro por causa de la pandemia -como la no disponibilidad mínima de al menos 13 futbolistas habilitados, la imposibilidad de desplazamiento por causa de prohibiciones sanitarias, el cierre de instalaciones siempre que esta situación se produzca dentro de las 48 horas anteriores a la disputa del choque-, "se deberá acordar el aplazamiento del encuentro a una nueva fecha". Sin embargo, no se podrá aplazar un duelo si se produce "con posterioridad a la jornada 30 en Primera y a la jornada 34 en Segunda".

El número máximo de aplazamientos será de uno para LaLiga Santander y de dos para LaLiga SmartBank, y no se contabilizará como partido suspendido "al club que no fuera responsable de la suspensión". Superado el número máximo de suspensiones, "se dará por ganador por 3 a 0 al equipo que estuviere en disposición de disputar el partido", y en caso de que ninguno de los dos lo esté "el encuentro se dará por perdido a ambos equipos". "En ninguno de estos supuestos será de aplicación la infracción de incomparecencia prevista en las normas disciplinarias", especifica el escrito.

En otro orden de cosas, el número mínimo de futbolistas de la primera plantilla para disputar el partido (7) seguirá vigente salvo cuando operen las causas de la COVID-19 descritas anteriormente, en cuyo caso el número mínimo será de 5, salvo que el club dispusiera de un número mayor (hasta 7) de jugadores de la primera plantilla habilitados. Además, se elevará la disponibilidad mínima a 13 futbolistas entre la primera plantilla y los equipos dependientes o el filial.

Si un equipo, en cualquier momento de la temporada, no tuviera el número mínimo de jugadores de la primera plantilla previsto, podrá disputar el encuentro "con cualquier otro jugador procedente de los equipos dependientes o filiales" siempre que haya cumplido con los protocolos sanitarios, no supere el número máximo de jugadores extranjeros y sin que tal circunstancia sea considerada como incomparecencia y pérdida del encuentro, ni tampoco será causa de solicitud de suspensión del encuentro por parte del club afectado.

El club deberá alinear a todos los jugadores de la primera plantilla habilitados para el encuentro cuando estos sean 7 o menos. Si por cualquier circunstancia uno de estos jugadores abandonara la disputa del partido sí será causa de incomparecencia y pérdida del encuentro.

'PLAYOFF' DE ASCENSO A LALIGA SANTANDER

Si no se puede finalizar el 'playoff' a doble partido "antes del 30 de junio con las dos eliminatorias de ida y vuelta", este se desarrollará con uno de los dos siguientes formatos: Final Four en una única sede, en la que los partidos de la primera y de la segunda eliminatoria se disputarán a partido único -tres encuentros en 5 días-; o eliminatorias en diferentes sedes neutrales propuestas por LaLiga y disputadas a partido único.

Si el 'playoff' se determina en el formato original y alguno de los clubes participantes no puede disputarlo por causas derivadas de la COVID-19, LaLiga podrá "fijar nuevas fechas", siempre que puedan disputarse todos los encuentros antes el 30 de junio.

Si alguno de los participantes no dispone del número mínimo de futbolistas para la disputa del encuentro o supera el límite máximo de aplazamientos "se le dará la eliminatoria por perdida".

Por otra parte, la prohibición por parte de las autoridades sanitarias competentes de realizar entrenamientos en el lugar de origen de cada equipo o en sus instalaciones "no podrá ser causa de suspensión de los partidos" por las causas de la COVID-19.

Además, si un entrenador de un equipo no puede ejercer sus funciones, "podrá ser sustituido por otro empleado del club con la licencia correspondiente para ejercer dicha función y que tuviera la titulación mínima exigida para dicha actividad". "La duración de tal sustitución será la estrictamente necesaria hasta el alta médica de la persona a la que sustituya", aclara.

Por último, afirma que, de forma excepcional y transitoria, "no será obligatorio comparecer en las instalaciones de juego con 90 minutos de antelación a la disputa del partido". "Se podrá comparecer hasta 45-50 minutos previos al inicio del encuentro garantizando así el inicio del encuentro a la hora prevista", concluye.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Venezuela.-Un tribunal de Venezuela dicta prisión preventiva para el presunto espía estadounidense capturado en Falcón

  2. 2

    El Barça gana al Girona (3-1) con doblete de Messi como 'falso 9'

  3. 3

    Venezuela.- La Fiscalía de Venezuela investiga a personas vinculadas a Guaidó por el supuesto cobro de sobornos

  4. 4

    Portaltic.-Los desarrolladores se muestran molestos por el lanzamiento sin previo aviso de iOS 14

  5. 5

    Estados Unidos.- (AMP) La Fed mantiene tipos y se compromete a no subirlos hasta que la inflación llegue al 2%