Publicado 02/02/2021 22:24CET

La RFEF asegura a los clubs que "es posible finalizar" la Primera Iberdrola con "un calendario comprimido"

El presidente de la RFEF Luis Rubiales
El presidente de la RFEF Luis Rubiales - RFEF - Archivo

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mantuvo este martes una reunión con los clubs de la Primera Iberdrola para analizar conjuntamente la situación provocada por la pandemia en cuanto al gran número de partidos aplazados y les indicó que "es posible finalizar" el campeonato "con un calendario comprimido", recalcándoles igualmente que no olviden "el contexto actual" con la situación sanitaria y que cuentan "con el protocolo más exigente de Europa".

Según informó la RFEF, durante este encuentro del Comité Profesionalizado del Fútbol Femenino, "se han puesto sobre la mesa las propuestas detalladas por las jugadoras la pasada semana, explicando a los clubes que, hoy por hoy, es posible finalizar la competición fijando los partidos aplazados en un calendario comprimido, pero con posibilidades aún de absorber los encuentros pendientes".

Los casos de coronavirus y la borrasca 'Filomena' han provocado hasta el momento el aplazamiento del 18,5 por ciento (143 de 162) de los partidos programados por lo que la RFEF ve "factible continuar con la planificación inicial".

Además, las dos partes se han "comprometido a estudiar la posibilidad de convertir algunas recomendaciones del protocolo, en obligaciones", en consonancia con una de las peticiones que habían realizado las jugadores en la reunión con el ente federativo la semana pasada.

En este sentido, el organismo que preside Luis Rubiales insistió a los equipos "la necesidad de tener en cuenta que la prioridad absoluta es la salud" y solicitó que, "dentro del diálogo que existe tanto con jugadoras y clubs, todos los actores implicados deben ponerse en el contexto actual, que no es otro que el de una situación de emergencia sanitaria causada por un virus que está sesgado miles de vidas". Del mismo modo, recordó que "el protocolo que existe actualmente es el más exigente de Europa" y dentro de un país que sufre "más de 700 muertes diarias causadas por la pandemia".

Por otro, la federación y los clubs analizaron las peticiones de las jugadoras relativas a "la propuesta de movilizar a los equipos filiales, en el caso de tenerlos, cuando haya positivos en sus equipos principales", a "establecer obligaciones donde hoy por hoy, hay recomendaciones, como el consejo de que existan varios vestuarios distintos para las futbolistas", el iniciar la segunda vuelta "une vez finalicen todos los partidos de la primera", flexibilizar el protocolo para "poder jugar con positivos", e "implementar una labor fiscalizadora por parte de la RFEF" para investigar a los equipos.

"Los clubs han considerado estudiar en las próximas horas estos cinco puntos, centrándose también en poder mejorar específicamente el de establecer obligaciones, teniendo en cuenta la situación distinta de todos los clubes, con distintos presupuestos para desplazamientos, alojamientos, etc...", añadió el organismo.

Los equipos de la Primera Iberdrola volverán a reunirse con el ente federativo a finales de esta semana para trasladar sus conclusiones y, a partir de aquí, la RFEF "tomará la decisión, siempre intentando lograr el mayor consenso entre los equipos".

"La federación, junto a los clubs, muestra, de esta manera, actitud dialogante, pero también su firmeza y rigor para afrontar la competición con la máxima responsabilidad, que no es otra que priorizar, por encima de todo, la salud", sentenció.

Esta reunión fue presidida por el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, junto con el secretario general, Andreu Camps, la directora de Fútbol Femenino, María Tato, y la directora del Departamento Médico de la Federación, Helena Herrero.