Publicado 19/07/2021 09:25CET

Las selecciones de hockey buscan estar en la pelea por el podio olímpico

Archivo - Fred Soyez (izda) y Adrian Lock (dcha), seleccionadores masculino y femenino respectivamente
Archivo - Fred Soyez (izda) y Adrian Lock (dcha), seleccionadores masculino y femenino respectivamente - RFEH - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las selecciones españolas de hockey sobre hierba partirán entre las candidatas a estar en la pelea por un podio siempre caro en el torneo de los Juegos Olímpicos de Tokio porque cuenta con muchos pretendientes, aunque el primer y principal objetivo es superar la fase de grupos de la que pasan los cuatro mejores de seis.

Este deporte, al igual que el baloncesto, el waterpolo y el balonmano, logró el primer éxito de volver a clasificar a sus dos combinados para la cita de la capital japonesa, una tradición para el masculino, que no falla desde su exitoso estreno en Roma en 1960, y la séptima ocasión para el femenino.

El hockey hierba consigue este doblete por sexta ocasión desde que las mujeres entrasen en el programa en Moscú'80 y tras hacerlo en Barcelona'92, Atlanta'96, Sydney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008 y Rio 2016, pero el estar en la pelea por las medallas se resiste desde hace 13 años para los chicos y desde hace 21 para las chicas.

El equipo masculino puede presumir de tener cuatro metales en su historial, empezando por el bronce en su debut en 1960, al que añade las platas de Moscú, de Atlanta y de Pekín, mientras que el femenino solo ha subido una vez al podio, pero fue para conquistar uno de los mayores éxitos del hockey hierba nacional, la gloria olímpica de Barcelona'92 con las conocidas 'chicas de oro'.

Tanto la selección dirigida por Fred Soyez como la de Adrian Lock tuvieron que sacar su billete para Tokio a través de sus respectivos Preolímpicos ante Francia y Corea del Sur, allá por 2019, y justo después de que ambas hubieran demostrado su competitividad para pelear por cosas importantes en el Europeo de meses antes, y aunque sus rankings mundiales no las sitúen entre las principales candidatas, no renuncian a dar la sorpresa.

En este sentido, la mejor regularidad la ha tenido la selección femenina, que ha dado un salto de calidad bajo el mando del técnico británico Adrian Lock, elegido seleccionador en enero de 2013 y encargado de que se pueda volver a codear con la élite mundial tras su ausencia en los Juegos de Londres. El inglés, una persona que ha traído una metodología nueva de trabajo, ha conformado un buen bloque apoyado en muchas jugadoras jóvenes que han ido cogiendo madurez y del que ya había advertido que tendría su mejor nivel precisamente en Tokio.

Las 'Red Sticks' fueron dando pasos adelante y volvieron a disfrutar de los Juegos en Río de Janeiro donde finalizaron con un diploma, octavas, pero reponiéndose a un mal inicio de tres derrotas para pasar a cuartos al vencer a la potente Alemania y a Corea del Sur, cayendo con Reino Unido, finalmente campeona olímpica. De esa experiencia olímpica de hace cinco años permanecen en la selección que competirá en Tokio 'Gigi' Oliva, que disputará sus terceros Juegos tras estar también en Pekín, María López, Lola Riera, Lucía Jiménez, Berta Bonastre, Begoña García, Alicia Magaz y Carlota Petchame.

Y a partir de Río de Janeiro, las sensaciones del combinado nacional han sido bastante positivas. Tras ser quintas en el Europeo de 2017, han estado en las tres grandes citas internacionales siempre en la lucha por el podio, aunque se le han resistido las finales. En el Mundial de Londres de 2018, el equipo se colgó un brillante e inesperado bronce, metal que repitió un año después en el Europeo de Amberes (Bélgica). Hace poco más de un mes, 'calentó' Tokyo 2020 con un cuarto puesto en la cita continental de Amsterdam.

Ahora, España, séptima en la clasificación mundial de la FIH, tratará de superar un duro primer grupo de clasificación para volver a estar en los cuartos de final. Argentina, número dos del mundo, y Australia, cuatro, parten como favoritas y serán las dos primeras rivales, mientras que las españolas deberán pelear contra Nueva Zelanda (6), China (11) y Japón, las 13 del ranking, pero con el plus que da el ser las anfitrionas y llevar preparando mucho esta cita.

LOS 'RED STICKS', A BRILLAR EN EL ADIÓS DE SOYEZ

Por su parte, el combinado masculino acude a la capital japonesa también con ganas de dar 'guerra' en unos Juegos que supondrán el adiós como seleccionador de Fred Soyez, que pondrán fin a una etapa que inició en el 2014 y que dejará paso al argentino Max Caldas, actualmente encargado de la potente selección de los Países Bajos.

El técnico francés, al igual que Lock con un método de trabajo novedoso, ha tratado de que España vuelva a ser protagonista en un panorama mundial en el que estuvo instalado en la primera década del siglo XXI gracias a una gran generación de jugadores liderada por Santi Freixa, Pol Amat o Edi Tubau y la dirección del laureado entrenador neerlandés Maurits Hendriks, con el que rozó el oro olímpico en 2008.

Pero después, poco a poco, se fue alejando de la pelea por las medalllas en los grandes torneos en un deporte donde hay mucha igualdad y cualquier pequeño detalle cuenta. Sin embargo, mantuvo su tradición olímpica tanto en Londres 2012 (sexta y sin entonces pasar la fase de grupos porque se clasificaban dos) y en Rio 2016 donde terminó quinta, con alguna victoria de mérito como la conseguida ante Australia y apeada finalmente en cuartos de final en un duro duelo (2-1) por Argentina, posterior campeona y la única que la derrotó junto a Bélgica.

Una seña de competitividad para un equipo en el que repiten respecto a hace cinco años el histórico Francesc Cortés, el jugador con más internacionalidades de la historia con 315, David Alegre, que disputará sus quintos Juegos y superviviente del último gran éxito olímpico, Miquel Delás, Roc Oliva, Josep Romeu, Marc Sallés,Vicenç Ruiz, Álvaro Iglesias, Xavi Lleonart y Pau Quemada, y al que se fueron uniendo nuevos valores como Quique Sánchez de Castejón o Álvaro Iglesias.

Tras Rio 2016, la selección masculino terminó quinta en el Europeo de 2017 y firmó un pobre Mundial al año siguiente (decimotercera), un resultado del que se rehizo en 2019 donde alcanzó la final continental, frenada por actualmente su 'bestia negra', Bélgica. En el último Europeo del pasado mes de junio, no pudo superar la fase de grupos, el objetivo principal ahora en Tokio donde tendrá un grupo quizá algo más 'asequible' en comparación con el otro, pero que no permite malos días.

Así, los chicos de Fred Soyez, novenos en la clasificación mundial de la FIH, tendrán enfrente a la defensora del título, ante la que debutarán en busca de revancha y de coger moral, a Australia, actual número uno del ranking, a la India (4), Nueva Zelanda (8) y también a los anfitriones (14). Salvo sorpresa, el cruce sería contra potencias como Bélgica, Países Bajos, Reino Unido o Alemania.

FICHA.

--SEDE: Estadio Oi.

--FECHAS: 24 de julio al 6 de agosto.

--PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA.

Masculino: Francesc Cortés, Miquel Delás, Ricardo Sánchez, Roc Oliva, Josep Romeu, Alejandro Alonso, Marc Sallés, David Alegre, Enrique González de Castejón, Vicenç Ruiz, Joan Tarrés, Álvaro Iglesias , Xavi Lleonart, Pau Quemada, Marc Boltó y José María Basterra/Llorenç Piera y Albert Beltrán (Suplentes) y Mario Garín (Portero reserva) .

Femenino: Laura Barrios, Berta Bonastre, Begoña García, Belén Iglesias, Lucía Jiménez, María López, Alicia Magaz, Candela Mejías, Georgina Oliva, Beatriz Pérez, Carlota Petchame, Júlia Pons, Lola Riera, María Ángeles Ruíz, Alejandra Torres-Quevedo y Clara Ycart (CD Terrassa)/ Carmen Cano y Xantal Giné (Suplentes) y Melani García Afonso (Portera reserva).

Contador