Serbia quiere usurpar el trono de Estados Unidos

Publicado 29/08/2019 13:46:06CET
Baloncesto/Mundial.- (Análisis) Grupo D: Una Serbia sin Teodosic quiere usurpar
Baloncesto/Mundial.- (Análisis) Grupo D: Una Serbia sin Teodosic quiere usurpar FIBA - Archivo

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La selección serbia acude al Mundial de China con el cartel de favorita del Grupo D, apoyada en un plantel cargado de talento dirigido por Sasha Djordjevic y con el liderazgo del pívot NBA Nikola Jokic, con el que deberán superar a la siempre aguerrida Italia, a la Filipinas de Andrey Blatche y a una Angola que es el eslabón más débil del cuadro.

Los serbios gozarán de una de las plantillas más completas y cargadas de talento de la cita mundialista, donde el mínimo exigible será la medalla después de encadenar tres platas consecutivas. Cayeron ante Estados Unidos en el Mundial de 2014 y los Juegos de Río 2016 y se quedaron a las puertas del oro en el Europeo de 2017 ante Eslovenia.

El pilar de esta selección es el pívot estrella de los Denver Nuggets, Nikola Jokic, un jugador capaz de hacer pivotar al equipo a su alrededor, siendo dominante en el rebote, repartiendo asistencias desde el poste alto y finalizando con gran finura en la pintura.

Pero el 'Joker' no estará solo. Le acompaña uno de los planteles más talentosos de todo el Mundial, con una capacidad competitiva que recuerda a los tiempos de la antigua Yugoslavia. No obstante, habrá que ver cuánto daño hace a este conjunto la baja en la dirección del juego del nuevo base de la Virtus Bolonia, Milos Teodosic, lesionado durante la preparación del Mundial.

En la lista que maneja en Djordjevic asoman los nombres de otros 4 jugadores de la NBA, a parte de Jokic. Son los de Bogdan Bogdanovic, que goza de un papel relevante en los Sacramento Kings, Nemanja Bjelica o el escolta Marko Guduric, recientemente fichado por los Memphis Grizzlies.

Interesante será el papel que desempeñe Boban Marjanovic, jugador marginado a los minutos intrascendentes en la NBA, pero que podría ser una pieza clave, gracias a su envergadura, en la protección de la pintura serbia. Con su mera presencia, sus 2,21 metros son capaces de alterar la toma de decisiones y los tiros de cualquier equipo, por lo que Djordjevic dispondrá de un arma muy especial en defensa.

Pero los serbios también cuentan con contrastados jugadores a nivel europeo. El base de Andolu Efes Vasilije Micic apunta a sustituto en el puesto de '1' de Teodosic, después de confirmarse como uno de los mejores en su posición en la pasada Euroliga. Otros como el ala-pívot Stefan Bircevic, el alero Marko Simonovic y el veterano pívot Miroslav Raduljica dan profundidad a una lista de 12 preparada para retar a Estados Unidos.

ITALIA SE ALZA COMO EL GRAN RIVAL

Sobre el papel, la selección italiana será la encargada de disputar al equipo serbio el primer puesto del grupo, y no debería sufrir para estar en la siguiente fase. Italia mantiene intacta la columna vertebral de cada verano, con sus dos jugadores NBA, Marco Belinelli y Danilo Gallinari, como hombres más destacados. Ambos excelsos tiradores, tendrán que demostrar que pueden tirar del carro italiano y llevar lejos a su selección en el 'gigante' asiático.

Un torneo más, los de Romeo Sacchetti contarán con una lista de nombres que se pueden recitar casi de memoria. Los Daniel Haccket, Luigi Datome o Alessandro Gentile tendrán que dar un paso adelante para apoyar a sus dos máximas estrellas y llegar lejos en el campeonato. La lista la completan jugadores veteranos, como Jeff Brooks, conformando un equipo en el que nadie baja de los 25 años.

El capítulo de bajas está encabezado por el nuevo interior de los New Orleans Pelicans Nicolò Melli, que se borró de la cita mundialista debido a unas dolencias en su rodilla que le van a hacer pasar por el quirófano. También llegan tocados, aunque estos sí parece que estarán en el debut de los 'azurri' contra Filipinas, 'Gigi' Datome y Danilo Gallinari.

Filipinas y Angola completan un grupo en el que los conjuntos europeos parte con una clara ventaja. Los filipinos cuentan con el nacionalizado Andrey Blatche como el mayor puntal de un equipo con mayoría de jugadores de la competición nacional, Philippine Basketball Association.

Pasa lo mismo con Angola, que acabó en cuartos de final del último Afrobasket. Una selección sin grandes nombres, pero que contará en el Mundial con el ala-pívot de 40 años, Eduardo Mingas, que alcanzará la cifra de cinco citas mundialistas disputadas.

Para leer más