Publicado 18/06/2024 12:25

Sergio Ramos: "Me voy del Sevilla como llegué, sin hablar de dinero"

El jugador de fútbol, Sergio Ramos, se despide del Sevilla Fútbol Club ante la prensa, a 18 de junio de 2024, en Sevilla, Andalucía (España). El jugador de fútbol, Sergio Ramos, se despide hoy del Sevilla Fútbol Club donde la pasada temporada militó como
El jugador de fútbol, Sergio Ramos, se despide del Sevilla Fútbol Club ante la prensa, a 18 de junio de 2024, en Sevilla, Andalucía (España). El jugador de fútbol, Sergio Ramos, se despide hoy del Sevilla Fútbol Club donde la pasada temporada militó como - Rocío Ruz - Europa Press

   MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El futbolista español Sergio Ramos afirmó este martes que se va del Sevilla FC como llegó, "sin hablar de dinero", al mismo tiempo que celebró irse "con la cabeza alta y la conciencia tranquila", después de haber convencido al sevillismo con "rendimiento" y "compromiso", después de reconocer que había una "herida abierta" con la afición de la entidad hispalense.

   "Cuando uno se va de casa, no es una decisión que se tome pronto, todo lo contrario. Es una decisión que he tomado a nivel personal, a nivel familiar, por eso requería también un mínimo de tiempo para dar el paso. Me voy de aquí sin haber hablado de dinero, tanto como cuando llegué como antes de irme. Nos daban la opción de seguir con un contrato vitalicio y siempre lo he tenido presente", explicó el defensa en la rueda de prensa de su despedida como jugador del Sevilla en una segunda etapa.

   El central, de 38 años, anunció este lunes que no seguirá la próxima temporada en el Sevilla, después de un curso "increíble y único", en el que agradeció que "perdonaran" sus "errores" del pasado. "Llegué aquí con dos objetivos muy claros. El primero, homenajear a José Antonio Reyes, a Antonio Puerta, a mis abuelos, porque tenía una herida abierta, una deuda con todos ellos y con mi padre también", confesó.

   "El segundo, demostrar mi sevillismo dentro del terreno de juego, como mejor sé hacer, con rendimiento y con compromiso. A día de hoy puedo decir que esos dos objetivos se han cumplido de manera notable. Me voy con la cabeza bien alta y con la conciencia muy tranquila. Es un hasta luego, porque volveré", aseguró el camero ante los medios.

   El central regresó el pasado 7 de septiembre al club nervionense para "ayudar al equipo" en una "etapa difícil", aunque admitió que es "muy difícil" que todo el sevillismo se ponga "de acuerdo", también sobre su decisión. "Rakitic se fue a mitad de temporada, Fernando se fue también a mitad de temporada. Unos se van, otros se quedan, Jesús (Navas) decidió irse y finalmente se quedó, yo en mi caso he tomado la decisión y quiero ser firme en ella", aseveró.

   "Uno de los motivos de venir aquí pues era convencer de mi sevillismo a base de rendimiento y compromiso. He puesto todo lo que estaba en mí, me he dejado el alma en cada minuto que he podido disfrutar de tener el escudo del Sevilla en el pecho", relató sobre su regreso durante el pasado curso, argumentando que es "un tío que nunca se baja del barco ni cuando el barco se hunde".

   Así, dejó claro que se embarcó en este proyecto "porque quería demostrar que esto era una cuestión de sevillismo, de sentimiento y era un tema muy personal de corazón y no un tema, para nada, económico". "Me voy con un abrazo sincero de corazón a todo el sevillismo. Me voy orgulloso de haber rendido al mejor nivel y el día de mañana nunca se sabe, si algo tengo seguro es que viviré alrededor del mundo del fútbol, porque es el que me hace feliz, el que me gusta", afirmó.

   "A día de hoy tengo ese hambre de seguir compitiendo, de seguir jugando. Me siento sano y me siento bien para seguir. No sé si un año más, dos o tres, pero lo que está claro es que me gusta vivir al día y afrontar los retos en el momento que van viniendo. Pero sí que es verdad que un año o dos, creo que sí me veo", comentó sobre el futuro a corto plazo, aunque insistió en que no ha firmado "con ningún equipo", pero "hay opciones".

   Ramos repitió que el Sevilla "no" tiene "culpa" de su decisión, y agradeció "el respeto que han tenido" y el "tiempo" que le dieron para decidir. "Esto es un amor que dura toda la vida. Es un hasta luego, no es un adiós definitivo, y sabe que conmigo puede contar de la manera que necesite, no solo a nivel personal, sino a nivel profesional, lo que necesite el Sevilla", expresó.

   "Me hubiese gustado, como he dicho a lo largo de toda la temporada, también me puedo quedar con la conciencia muy tranquila, que todo lo que ha estado en mi mano, de rendir bien y de aportar mi mejor nivel al equipo, he hecho todo lo posible. Me duele en el alma no poder representar a mi país en una Eurocopa. Obviamente, les deseo lo mejor a todos mis compañeros y me alegro de que hayan hecho un comienzo tan bueno", zanjó el jugador sobre su papel en la selección.

   Finalmente, el presidente de la entidad, José María del Nido Carrasco, admitió que era "un día triste" por la marcha del jugador. "Estoy convencido que no es un adiós, las puertas del Sevilla siempre estarán abiertas. Gracias por tu profesionalidad, por tu liderazgo, por tirar del carro en una temporada tan complicada", dijo.

   "Gracias por renunciar a una oferta once veces superior a lo que cobraste este año. Gracias por esperarnos hasta el día después del cierre del mercado con el riesgo que asumiste de quedarte sin equipo. Gracias por pedir el brazalete de capitán cuando venían las mal dadas para representar al Sevilla", agregó el mandatario.

Contador