Publicado 12/12/2020 23:38CET

Simeone: "La crítica es merecida, pero es fútbol"

Diego Pablo Simeone
Diego Pablo Simeone - Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, reconoció un "mal partido" de su equipo este sábado ante el Real Madrid, sobre todo en la primera parte, pero explicó que el equipo viene de un gran desgaste y que puede pasar "un mal partido".

"El partido no lo iniciamos bien, no pudimos controlarlo. Ellos empezaron mejor desde el control de juego, tuvieron más la pelota, sin crear muchas ocasiones, pero como muestra de estar mejor posicionados. Nosotros no pudimos tener la circulación que habíamos tenido. Aparece un gol importante para ellos por lo que les acomoda, nosotros quisimos mejorar un poco, nos costó bastante", dijo.

El preparador rojiblanco apuntó que la segunda parte fue distinta pero de nuevo sin lograr el gol que cambiara el partido. "En el segundo arrancamos de otro manera, tuvimos la ocasión de Lemar para empatar el partido, no lo logramos. Ya había una intención mejor y encontramos otra vez ese gol que nos saca del partido. Insistimos con la posibilidad de gol de Saúl pero fue un partido que no nos fue de cara para poder llevarlo adelante", afirmó.

Además, el 'Cholo' explicó los cambios de Joao Félix y Luis Suárez. "El partido lo entendía de la manera en la que lo mostré, buscaba tener gente más frescura adelante y más pierna en medio. El partido se estaba partiendo en favor del Madrid y eso no nos servía para nada. El equipo compitió mejor y no pudo encontrar el gol", apuntó, antes de referirse al enfado esta vez del portugués.

"Los enojos los entiendo, los comparto muchas veces, cuando uno sale siempre quiere dar más, pero hay que preguntarle al jugador que se enoja. Yo no puedo explicarlo, pero hay mil cosas para el enojo, cuando puedan le preguntan al que se enoja", apuntó.

Por otro lado, Simeone reconoció que aprendió como entrenador y recordó el desgaste a gran nivel de su equipo. "La crítica es justa y merecida, sobre todo por el primer tiempo, pero también está lo que les cuento yo. Un ansia por no quedar fuera de la Champions, mucha carga emocional, que no la busco como excusa pero existe, hoy jugamos mal, el entrenador no tuvo lucidez para revolver lo que pedía el partido", afirmó.

"Me llevo cosas importantes de esta derrota, seguramente en el plano entrenador hay algunas cosas que me quedan para mejorar. Ellos han sido superiores, desde el juego posiblemente no, pero fueron contundentes y precisos. Lo hicimos muy bien contra el Barcelona y hoy no lo pudimos repetir. Los chicos vienen de hacer un esfuerzo continuo hace bastante tiempo y a un muy buen nivel. Puede pasar y podemos tener un mal partido, duele, pero es fútbol y sucede", añadió.