Solari: "La humildad es la virtud de los grandes y este vestuario es grande y humilde"

Publicado 11/12/2018 20:52:33CET
Óscar J. Barroso - Europa Press

   MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El técnico argentina del Real Madrid, Santiago Solari, recordó que el vestuario del equipo es "grande y humilde" y que "por eso ha ganado tantas cosas", una respuesta a las palabras de un Cristiano Ronaldo cuyos "sentimientos no los puede juzgar nadie", mientras que apuntó que Vinicius "ha superado las expectativas" sin garantizar si será titular este miércoles en 'Champions' ante un CSKA en un partido en el que deberán "respetar" la historia del club, aunque sea "difícil conseguir el "mismo nivel de energía" en cada partido.

   "La humildad es la virtud de los grandes y el vestuario del Real Madrid es grande y humilde. Lo ha demostrado en todos los valores del deporte, por eso ha ganado tantas cosas. Cristiano es historia viva del Madrid y sus sentimientos no los puede juzgar nadie", confesó Solari este martes en la rueda de prensa previa al partido ante el CSKA.

   De este modo, el argentino respondió a las palabras del de Madeira en 'La Gazzetta dello Sport' sobre que su nuevo equipo, la Juventus, era "el mejor" grupo que se había encontrado y que allí nadie se sentía mejor en comparación con otros lugares en los que había estado.

   Por otro lado, en lo deportivo, aunque la 'Champions' sea la competición predilecta de los blancos, al argentino le hacen "ilusión" todas las competiciones, "también la Copa y el Mundial de Clubes". "Todas nos tienen que tener vivos y con afán competitivo. Me gustan todas y estamos vivos en todas ellas, con oportunidad de apuntar a todos los objetivos, ojalá estemos así hasta el final", añadió.

   "Intentamos dar todo en todos los partidos, son muchos y muy seguidos. Es difícil conseguir el mismo nivel de energía en cada partido, sin muchas competiciones y hay poco tiempo para recuperar", señaló en relación al calendario apretado, al que hay que sumar "los compromisos internacionales". "Ese es el desafío, es la parte bonita, conseguir estar óptimos física y mentalmente para cada partido", agregó.

   El partido de este miércoles, como todos, lo afrontan "intentando respetar" la "historia" del Real Madrid y "la competición", porque hay otros equipos que "también se juegan cosas", por lo que lo plantean "para ganar". "En cada partido, todos hacemos lo necesario y lo posible para ganar los partidos", expresó también sobre los últimos partidos de Modric en los que ha sido sustituido antes del final.

   "Trabajamos intensamente con el cuerpo técnico y cuerpo médico para que estemos la mayor cantidad de jugadores disponibles para todos los partidos, esperemos que estemos todos pronto", afirmó un Solari que está sufriendo una gran cantidad de lesiones desde que llegó al banquillo blanco.

   Uno de esos futbolistas con problemas físicos es Marcelo, del que el argentino quiere que cuando vuelva lo haga "con regularidad" para que no le vuelvan "a perder". "Queremos que esté fino y que esté bien, con constancia. Es un fantástico futbolista, pero no sirve que juegue un partido y no juegue el siguiente, queremos que lo juegue todo", admitió.

   Solari no pudo confirmar si Vinicius será titular ante el CSKA, pero sí expresó que el brasileño "ha superado las expectativas" en el club blanco. "Tiene todo el futuro por delante, ha marcado goles, ha sido titular, ha debutado en todas las competiciones. Han sido meses muy vertiginosos, pero estamos muy contentos con su llegada y su progresión", señaló sobre el presente y futuro del brasileño.

   "Estoy muy contento con lo que Llorente hace en cada entrenamiento y en los partidos, pero no tengo la bola de cristal para saber qué sucederá con él ni con ningún otro jugador", afirmó respecto al futuro de Marcos Llorente, futbolista que antes apenas entraba en las convocatorias, pero ahora , con la lesión de Casemiro, es fundamental para Solari.

   Por último, no quiso responder a por qué Isco y Asensio juegan tan pocos minutos, porque es una cuestión a la que "ya" respondió y además no entró en la polémica con Ousmane Dembélé y sus continuos retrasos en entrenamientos, limitándose a confesar que si sucediese en su vestuario tienen "un régimen interno privado".

   "El tema de los balances se hace siempre al final. Estamos en el momento de ir de poco a poco y concentrarnos en el siguiente partido, en el de mañana", finalizó el de Rosario sobre su primero mes al frente del campeón de Europa.