Publicado 05/06/2024 13:08

Tenis.-Watergen renuncia a organizar el ATP de Gijón por el reconocimiento del Gobierno al Estado Palestino

Rueda de prensa del concejal de Deportes de Gijón, Jorge Pañeda.
Rueda de prensa del concejal de Deportes de Gijón, Jorge Pañeda. - EUROPA PRESS

GIJÓN, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La empresa israelí Watergen ha comunicado al Ayuntamiento de Gijón que renuncia a organizar el torneo de tenis que se iba a celebrar en la ciudad del 3 al 9 del próximo mes de noviembre y correspondiente al circuito de la ATP, ante el anuncio del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, del reconocimiento del Estado Palestino, especialmente por motivos de seguridad ante las amenazas de Hamás.

Así lo ha anunciado el concejal de Deportes de Gijón, Jorge Pañeda, en rueda de prensa en el Consistorio gijonés, acompañado del presidente de la Federación de Tenis del Principado de Asturias, Fernando Castaño. Pañeda ha apuntado que desde el Ayuntamiento, en colaboración con la Federación de tenis, se está negociando un patrocinador alternativo. También ha avanzado que contactarán con el Principado.

Al margen del problema de seguridad del evento, la empresa ha argumentado que no quieren verse salpicados por un conflicto diplomático entre España e Israel que acabe afectando a sus legítimos intereses de negocio y mucho menos verse expuestos a amenazas terroristas o de boicot como sufrieron sus compatriotas en el festival de Eurovisión.

Al tiempo, han insistido en las amenazas de Hamás a eventos internacionales en los que participe Israel, como pasó con la pasada edición de Eurovisión, donde la delegación israelí tuvo que contar con seguridad privada propia y se alojó en otros hoteles. Watergen ha justificado que no quiere verse así, ni tampoco lo quiere para los tenistas que fueran a participar en el torneo gijonés.

Pañeda ha sostenido que el Ayuntamiento, a través del presidente de la Federación de tenis asturiana, ha estado tratando de convencer a Watergen, que comunicó su decisión hará unos 15 días, que la organización del torneo siga adelante. "Pero hasta el momento no hemos tenido una buena repuesta", ha apostillado el edil. "No arrojamos la toalla", ha asegurado, no obstante, al tiempo que ha señalado que siguen trabajando en la búsqueda de patrocinadores y de un organizador del evento.

Pañeda ha indicado que existen alternativas, pero no ha querido desvelar nada por prudencia, al estar en plena negociación. Ha señalado, a este respecto, que se precisaría de aproximadamente un millón de euros, que supone la mitad más o menos del coste de la organización del torneo.

Aún así, ha apuntado que son "realistas", ya que habría que tomar una decisión como mucho el mes que viene y ha resaltado, además, que los dueños de la licencia del torneo siguen trasladando al Ayuntamiento su interés de mantener a Gijón como sede de un evento de la ATP y que están "encantados" con la experiencia del año pasado, así como con las instalaciones y los equipos de trabajo del Consistorio y de la Federación de tenis.

Pañeda ha llamado la atención sobre que esta situación viene a demostrar que "la toma de decisiones arbitrarias, con asuntos de tanto calado internacional como este, tan solo por intereses meramente electoralistas tienen consecuencias a nivel local y acaban perjudicando proyectos tan importantes para esta ciudad como este".

Castaño, por su lado, ha indicado que, en estos momentos, hay un 50 por ciento posibilidades de que se pueda seguir adelante con la organización del torneo. Asimismo, ha apuntado que es el único torneo que organizaba en España Watergen, la cual iba a aportar un millón de dólares como organizador de la prueba.

El dirigente ha recalcado, también, que siempre es "optimista" y que desde que supieron esta noticia no han dejado de trabajar en buscar una solución. Ha incidido, además, en que no es una decisión que dependa del Ayuntamiento ni de la Federación.

Sí que ha reconocido que aunque la carta la recibieron hace unos, tenían alguna sospecha de que podía pasar, sobre todo por el anuncio del reconocimiento del Estado Palestino y por lo que había ocurrido con Eurovisión y todos los eventos en Europa amenazados por Hamás.

Para él, la fecha del torneo de Wimbledon, que arranca en julio, sería el límite para decidir si se puede seguir adelante o no con el torneo. Ha apuntado, en este sentido, que queda una parte muy importante que es la de los jugadores, que se había empezado a trabajar. Por ello, la fecha tope sería hasta el 1 de julio, o un poco más.

Castaño ha explicado, por otra parte, que Watergen era la coordinadora general del proyecto y tenía subarrendada la licencia, y ha confirmado, eso sí, que de anularse la competición en Gijón, no supondría "absolutamente nada" económicamente.

Contador