Publicado 12/08/2021 09:54CET

Teresa Portela: "No me considero ningún ejemplo, sólo soy una deportista que ha insistido"

03 August 2021, Japan, Tokyo: Spain's Teresa Portela Rivas celebrates silver medal after the Women's Kayak Single 200m Final of the Canoe Sprint competitions, at Sea Forest Waterway, during the Tokyo 2020 Olympic Games. Photo: Mike Egerton/PA Wire/dpa
03 August 2021, Japan, Tokyo: Spain's Teresa Portela Rivas celebrates silver medal after the Women's Kayak Single 200m Final of the Canoe Sprint competitions, at Sea Forest Waterway, during the Tokyo 2020 Olympic Games. Photo: Mike Egerton/PA Wire/dpa - Mike Egerton/PA Wire/dpa

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La piragüista española Teresa Portela rechaza el calificativo de "ejemplo" o "líder" para las deportistas más jóvenes tras haber conseguido la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio, un logro que culmina su carrera y que premia su insistencia tras seis citas olímpicas desde que las conociese en Sydney 2000.

"No me considero ningún ejemplo en absoluto, sólo soy una deportista que ha insistido para lograr su sueño. He demostrado que a la primera o a la segunda -a veces- no se consiguen las cosas y por eso hay que insistir. No creo que mi medalla tenga que mandar un mensaje positivo a la sociedad, ni mucho menos", dijo Portela en una entrevista a Europa Press.

La gallega de 39 años, que había rozado la medalla en otras ocasiones, descarta que su ejemplo sea necesario "en estos tiempos que corren" de individualismo, donde parece que importa poco el de al lado. "Mi medalla simplemente habla de la superación, habla de que yo creía que podía y al final lo he conseguido. Daba igual lo que me dijeran los demás. Era mi fuerza", añadió Portela.

"He sido pesada porque al final lo único que importa es lo que cada uno siente. Y yo sentía que sí, que podía luchar por esa medalla, da igual lo que te diga la gente, ahora me siento orgullosa de haber insistido y resistido pese a que en mi carrera deportiva ha habido de todo. Ha habido muchos obstáculos, pero estoy contenta de no haberme dado por vencida, de sentir y creer en mí para lucharla", añadió.

La palista de Cangas, que tiene un palmarés envidiable con 15 medallas en Mundiales y 17 en Europeos, recordó cómo fue el segundo puesto que le dio la plata en Tokio. "Lo veo ahora con el paso de los días y digo '¡qué loca!, estaba fuera de mí y vi que sí, al final había ganado medalla", subrayó Portela, cuyo principal deseo es descansar junto a su familia y amigos después de un carrusel de emociones.

Además, desveló que la pandemia le generó "tensión" en la preparación, pero ahora lo ve desde la distancia con "satisfacción" por esa plata en una prueba, el K1 200, destinada habitualmente a las piragüistas más jóvenes al ser una prueba de velocidad. "Escuché muchas veces eso, me motivaba aún más", reconoció.

"¿CÓMO VOY A RETIRARME EN EL MEJOR MOMENTO?"

En relación a su futuro, Portela rechazó retirarse ahora sólo por el hecho de haber conseguido la medalla. "Sí, estaré en París 2024. Es lo que quiero e independientemente de que haya logrado medalla o no, yo decido en función de mi rendimiento y de poder exprimir el máximo para dar mi mejor nivel", apuntó.

"Es una decisión que ya había tomado antes de ganar la medalla y efectivamente... ¿cómo voy a retirarme en el mejor momento de mi carrera?", se preguntó Portela, que anima a todas aquellos niños a que hagan piragüismo más allá de pensar en las medallas. "Hacer deporte y estar en contacto con la naturaleza, suficiente", finalizó.