La turbulenta etapa de Maradona en el Barcelona

Actualizado 04/06/2017 8:48:14 CET
Maradona
WIKIPEDIA
  

   BUENOS AIRES, 4 Jun. (Notimérica) -

   Muchos seguidores del FC Barcelona tiene grabado en la memoria el día 4 de junio de 1982, hoy hace 35 años, ya que en esa fecha ficharon al que es considerado uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol: Diego Armando Maradona.

   'El Pelusa', como era conocido Maradona, debutó con 15 años en la Primera División argentina en 1976 con el Argentinos Juniors, encuentro que perdió 0-1 contra el Talleres de Cordoba. Precisamente con Argentinos se consagró máximo goleador de los torneos 'Metropolitano' 1978; 'Metropolitano' y 'Nacional' 1979; 'Metropolitano' y 'Nacional' 1980, valiéndole un récord en el fútbol argentino: ser el único jugador que ha conseguido consagrarse como máximo goleador del torneo en cinco ocasiones.

En 1981 se hizo oficial su incorporación al club que idolatraba. Su fichaje por Boca Juniors, el gigante del fútbol argentino, contó con el permiso de River Plate. El '10' vivió una de sus primeras grandes noches con el club de sus amores el 10 de abril de 1982, cuando marcaba su primer gol en el Clásico del fútbol argentino frente a River.

Maradona

   Esa misma temporada el club bonaerense se proclamó campeón del 'Metropolitano', cosechando así su primer gran título a nivel de clubes y el único en el fútbol argentino. Meses después y tras una temporada llena de vaivenes debido a la tensa relación que mantenía con el técnico y las presiones de 'La Doce', la barra de Boca, exigiendo mejores resultados, 'El Pelusa' ponía rumbo a Europa.

DIFÍCIL ETAPA

   El FC Barcelona sería su primera parada en el viejo continente. El club catalán desembolsó 1.200 millones de pesetas (unos 8 millones de dólares) una cifra astronómica en aquellos años para hacerse con los servicios del '10'.

   Pero su etapa en la entidad culé no fue maravillosa. Maradona tuvo que enfrentar una serie de adversidades como una hepatitis --que le mantuvo fuera de los terrenos de juego varios meses-- y una fuerte lesión mermaron que su rendimiento. Además, su relación con la directiva blaugrana no fue del todo satisfactoria.

   A pesar de ello, consiguió con los azulgranas la Copa de la Liga, la Copa del Rey (ambas en 1983) y la Supercopa de España (1984), las dos primeras superando al máximo rival, el Real Madrid, llegando a salir ovacionado del Santiago Bernabéu por un gran gol en la final de la Copa de la Liga.

   UNA BATALLA CAMPAL

   En su segunda temporada una grave lesión, se rompió el tobillo izquierdo en un partido frente al Athletic de Bilbao tras una dura entrada del central del club vasco Goikoetxea, le mantuvo alejado del césped otros tres meses.

   Tras su vuelta al verde, Maradona ayudó a que el club alcanzara la final de la Copa del Rey, donde vivió uno de los momentos más negros de su carrera deportiva. En la final se reencontró con el jugador del Athletic Goikoetxea, responsable de su anterior lesión, por lo que el encuentro venía precedido de un fuerte clima de tensión.

Goiko

   Tras el pitido final --con victoria de los vascos por un gol a cero-- los jugadores se enredaron en una batalla campal. Maradona aprovecho para buscar a Goikoetxea y desquitarse. El 'Pelusa' se enfrentó a una sanción de tres meses debido a los incidentes de la final.

   El castigo impuesto fue el empujón definitivo para que 'el 10' hiciera las maletas rumbo al sur de Italia para unirse a las filas del Nápoles, previo paso por México, donde disputaría su primer mundial y se encumbraría como el mejor jugador del mundo.