Vela/Vuelta al Mundo.- El 'movistar' confiado que las condiciones meteorológicas le ayuden en una regata "muy abierta"

Actualizado 28/04/2006 22:29:50 CET

BALTIMORE (ESTADOS UNIDOS), 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 'VO70' 'movistar', único participante español en la Volvo Ocean Race 2005-06, alimenta un optimismo moderado de cara a la regata costera que tendrá lugar en la bahía de Cheaspeake, con la que se abrirá la sexta jornada, y en donde las previsiones meteorológicas, a priori, favorecen las condiciones de la embarcación española.

A las 8.30, hora prevista para la salida de la etapa, el parte teórico indica que los barcos se encontrarán con unas condiciones de muy poco viento algo que Pepe Ribas, el proa del 'movistar' reconoce favorece a los "diseños Farr frente a los dos ABN Amro".

"Pero eso es sólo la teoría, porque hay otros factores además del viento que influyen, como por ejemplo las corrientes, que son bastante fuertes aquí. La clave estará en la salida, porque el barco que llegue antes a la primera baliza se librará de la lucha entre los que vienen por detrás, y eso siempre es una ventaja", añade.

El capitán del 'movistar', Bouwe Bekking, apostaba un poco más por la cautela y reconoce que "la regata se presenta muy complicada y cualquiera puede ganar", aunque afirma que la táctica será la de siempre "salir a ganar".

Pepe Ribes ajusta un poco más en sus predicciones. "En mi opinión, ganará el que menos errores cometa. La igualdad en este tipo de condiciones, sobre todo entre los barcos de Farr -Ericsson, Brasil 1, Piratas del Caribe y "movistar"- hace que sea muy difícil apostar por un ganador", subrayó.

Ante la ausencia de Pedro Campos, que a última hora tuvo que quedarse en España después del fallecimiento de su hermana por lo que el 'movistar' lucirá un crespón negro, el tripulante número 11 en esta regata costera será uno de los miembros del equipo de tierra, Daryl Wislang.

"Daryl es un experto tripulante, sobre todo en regatas de match-race -comenta Bekking-. Además, conoce muy bien este barco y está acostumbrado a navegar con nosotros. Su condición de velero supone una ventaja añadida, especialmente en condiciones de poco viento, porque él sabe muy bien qué vela es la más apropiada para cada matiz del viento. Estoy convencido de que será una gran ayuda a bordo".