Publicado 23/08/2021 10:54CET

La 'veterana' Loida Zabala y la 'nueva' Montse Alcoba quieren dejar el pabellón bien alto

Archivo - Las halterófilas españolas Loida Zabala y Montse Alcoba
Archivo - Las halterófilas españolas Loida Zabala y Montse Alcoba - FEDDF - Archivo

TOKIO, 23 Ago. (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro) -

La halterofilia española tendrá en esta ocasión en los Juegos Paralímpico de Tokio dos representantes ya que a la 'veterana' Loida Zabala se le ha unida la debutante Montse Alcoba, un logro ya para este deporte.

Ninguna de las dos parte entre las principales candidatas a subir al podio en sus respectivas categorías -50 kilos y -79 kilos y conseguir la que sería la primera medalla a nivel paralímpico de este deporte, pero el haberse clasificado tiene mucho mérito.

La extremeña Zabala, de 34 años, conoce bien lo que significa estar en unos Juegos Paralímpicos y en la capital japonesa los podrá disfrutar por cuarta ocasión en su carrera deportiva, con la misión de codearse todo lo posible con las mejores.

La del Navalmoral de la Mata debutó en Pekín 2008 con una séptima plaza en -48 kilos, un resultado que mejoró cuatro años después en Londres, donde fue quinta, posición que repitió en Río de Janeiro, aunque ya en -50 kilos. Los bronces en el Mundial en 2011 y en los Europeos de 2013 y 2018 son algunos de los buenos éxitos internacionales que ha cosechado Zabala, que ha sido además 16 veces campeona de España.

Y si la extremeña tuvo que competir en 'soledad' en sus tres anteriores experiencias, ahora puede celebrar que estará acompañada por su amiga Montse Alcoba, que por fin podrá disfrutar de unos Juegos Paralímpicos.

La haltera barcelonesa, de 40 años, llega en buena forma a la capital japonesa, después de unos meses donde ha batido en dos ocasiones el récord de España de su categoría para dejarlo finalmente en 102 kilos, un rendimiento que le valió para clasificarse por ranking. Alcoba fue subcampeona mundial en 2011 y continental en 2018, mientras que este año fue bronce en la prueba de la Copa del Mundo celebrada en Manchester (Inglaterra).