Publicado 02/02/2021 15:42CET

Villas-Boas dimite como entrenador del Marsella tras enterarse de su último fichaje por la prensa

09 December 2020, England, Manchester: Marseille manager Andre Villas-Boas gestures on the touchline during the UEFA Champions League group C soccer match between Manchester City and Olympique de Marseille at the Etihad Stadium. Photo: Peter Powell/PA Wir
09 December 2020, England, Manchester: Marseille manager Andre Villas-Boas gestures on the touchline during the UEFA Champions League group C soccer match between Manchester City and Olympique de Marseille at the Etihad Stadium. Photo: Peter Powell/PA Wir - Peter Powell/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El técnico portugués André Villas-Boas ha presentado este martes su dimisión como entrenador del Olympique de Marsella por sus diferencias con el club en cuanto a la "política deportiva", evidenciadas por el fichaje del centrocampista francés Olivier Ntcham, del que se enteró por la prensa.

"Presenté mi dimisión asegurando que no estaba de acuerdo con la política deportiva", declaró de manera sorprendente en la rueda de prensa previa al partido de Ligue 1 ante el Lens, en la que desveló que todavía no había recibido "respuesta" por parte de la entidad.

Además, confirmó que el detonante fue la incorporación este mismo lunes del centrocampista francés Olivier Ntcham, de la que no tuvo constancia hasta que vio la confirmación en los medios de comunicación. "Es una decisión que no la tomo yo, lo supe esta mañana por la prensa. Es un jugador al que dije que no. No estaba en nuestra lista", afirmó.

"No es la primera vez que llega a un club un jugador que no es la elección del entrenador, pero no es mi forma de trabajar. Quiero ser claro: no quiero nada del Olympique de Marsella, no quiero dinero", explicó.

También aseguró que la directiva del club, encabezada por Jacques-Henri Eyraud, le ha pedido "un poco de tiempo" y no descarta sentarse en el banquillo ante el Lens, y asumió su responsabilidad en la situación del equipo, que enlaza tres derrotas consecutivas y cuatro jornadas sin ganar en el campeonato doméstico y que es noveno a cuatro puntos de la zona europea.

"En los resultados, la culpa es mía. No puedo decir nada sobre los otros aspectos. Estoy muy enfadado. Ni en mis peores pesadillas esperé encontrarme en tal situación. Cuatro derrotas seguidas... eso nunca ha sucedido en mi carrera. Quiero salir de esta situación. Tengo una relación de amor con el Olympique de Marsella y con Francia. Hay un deseo de cambiar la situación, de cambiar las cosas", concluyó.