Publicado 27/10/2020 21:33CET

La votación de la moción de censura, catapulta que echa a Bartomeu del Barça

Fútbol.- (Análisis) La votación de la moción de censura, catapulta que echa a Ba
Fútbol.- (Análisis) La votación de la moción de censura, catapulta que echa a Ba - FC BARCELONA

BARCELONA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

Hacía semanas que se olía en el ambiente cercano al Camp Nou la posible salida de la Junta Directiva presidida por Josep Maria Bartomeu, ya confirmada tras la dimisión en bloque anunciada este martes y que tiene en las discrepancias sobre la realización de la votación de la moción de censura en contra de los directivos la punta de lanza de su marcha.

Ni los malos resultados del equipo la pasada temporada, ni la crisis económica, ni el hecho de ver a más de 20.000 socios dar su firma con el claro y expreso deseo de que se fueran. Ninguno de esos argumentos ha catapultado a Bartomeu y compañía a las puertas de salida del club.

Bartomeu dimite por logística, por problemas organizativos, por no ser capaz junto a su Junta Directiva de dar voz a los socios en una moción de censura refrendada por esos más de 20.000 apoyos. Este lunes se veía legitimado para seguir y tomar decisiones. No veía motivos para dimitir. El martes, tomó una última decisión; dimitir.

Creía esta Junta Directiva, liderada por un Josep Maria Bartomeu que pasará a la historia como 40º presidente del FC Barcelona, que tenía más margen para convocar la votación, y que el Govern de la Generalitat estaría de su lado.

Pero no ha sido así y la 'guerra abierta' entre Barça y Govern, con discrepancias públicas varias, y el tiempo y los Estatutos apremiando, han llevado a Bartomeu a una especie de callejón sin salida.

"Han decidido no darnos a nosotros lo mismo que ellos han pedido y conseguido del Gobierno (el estado de alarma). Se lavan las manos ante una decisión incómoda. Estas decisiones, a parte de contradictorias, nos parecen irresponsables", cargó Bartomeu en su comparecencia, en la que anunció su dimisión, contra el Govern.

Al final, no habrá votación ni los 1 y 2 de noviembre, fecha estimada inicialmente, ni los 15 y 16 del mismo mes, fecha que quería Bartomeu para poder organizar la logística y dar voz, con seguridad sanitaria, a todos los socios. Ni sede única ni múltiples sedes.

La amenaza de ir a los juzgados deportivos catalanes de parte de 'Més que una Moció' y a la justicia ordinaria, de parte del precandidato Jordi Farré, también habrán tenido su peso en la decisión de la Junta Directiva.

Contador