Publicado 10/10/2023 14:42

El acusado del crimen machista de Utrera (Sevilla) tenía una "camiseta con sangre" y "billete de avión a Turín"

Archivo - El detenido por la muerte de su mujer entra en el juzgado número 3 de Utrera a 03 de agosto del 2023 en Utrera (Sevilla, Andalucía, España).El detenido por la muerte de su mujer pasa a disposición judicial este jueves en el juzgado número 3 de U
Archivo - El detenido por la muerte de su mujer entra en el juzgado número 3 de Utrera a 03 de agosto del 2023 en Utrera (Sevilla, Andalucía, España).El detenido por la muerte de su mujer pasa a disposición judicial este jueves en el juzgado número 3 de U - Eduardo Briones - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

N.A.C.T, el varón de 43 años de edad de origen ecuatoriano y en prisión provisional por la presunta autoría de la muerte de su expareja sentimental en Utrera (Sevilla), llevaba consigo una "camiseta manchada de sangre" cuando fue detenido y además había comprado "un billete de avión" con destino a Turín (Italia), según ha revelado la familia de la víctima, tras tener acceso al atestado de la Guardia Civil.

El abogado José Antonio Sires, que representa a la familia de la víctima, identificada como V.R.A., de 22 años de edad y natural de Nicaragua, ha celebrado este martes una rueda de prensa en Utrera junto a familiares de la fallecida, para trasladar algunos aspectos contenidos en el atestado policial elevado por la Guardia Civil al Juzgado de Instrucción número dos de Utrera, encargado de la investigación del caso.

Ello, después de que recientemente, el juzgado decretase el alzamiento del secreto de sumario que pesaba sobre las actuaciones, extremo que había solicitado en dos ocasiones la familia de la víctima.

En su comparecencia en el juzgado, el presunto autor del crimen y expareja sentimental de la víctima se acogió a su derecho a no declarar ante el juez, como también había hecho ya en las dependencias de la Guardia Civil de Utrera.

"MÁS DE DIEZ GOLPES" EN LA CABEZA

Según José Antonio Sires, el atestado de la Guardia Civil, de más de "500 folios", refleja que la víctima habría fallecido la mañana del pasado 30 de julio, como consecuencia de un "crimen atroz", pues habría recibido "más de diez golpes" en la cabeza "con un objeto contundente similar a un martillo o una herramienta dura".

Precisamente por eso, el abogado ha señalado que prevé solicitar "la pena máxima" de entre 20 y 25 años de cárcel para el encartado, por un supuesto delito de asesinato con alevosía, ensañamiento y la agravante de parentesco.

El atestado, según el letrado, incluye que al ser detenido, el inculpado portaba consigo unas bolsas, en cuyo interior ocultaba "una camiseta blanca manchada con sangre", incurriendo en "argumentos contradictorios" a la hora de explicar a los agentes la procedencia y circunstancias de dicha prenda.

DINERO DE UNA "CAJA FUERTE"

También le fueron decomisados en el momento de su arresto, según ha dicho, 1.600 euros en efectivo y unos mil dólares "americanos", también en metálico, dinero en ambos casos procedente de "una caja fuerte" que compartían la fallecida y su hermana.

Es más, el atestado policial reflejaría, según el abogado que representa a la familia de la víctima, que el presunto autor del crimen había comprado "un billete de avión" para volar el día 1 de agosto hacia Turín, en Italia. "Se iba a marchar de España", ha remarcado el abogado, quien ha expuesto que aunque aún no haya sido localizada el arma del crimen, la investigación cuenta con "mucho" material probatorio que conduce a la convicción de que el detenido "es el autor" del crimen.

"HAY MUCHAS PRUEBAS"

"Hay muchas pruebas que conducen indirectamente hacia él", ha asegurado el abogado José Antonio Sires, confiando en que la instrucción del caso quede cerrada en cuestión de semanas, al objeto de que antes de final de año pese ya fecha de señalamiento para la celebración del juicio en la Audiencia de Sevilla mediante jurado popular.

Hasta entonces, según ha destacado, el presunto autor de los hechos "permanecerá con toda probabilidad en prisión provisional", pues semanas atrás el Juzgado de Instrucción número dos de Utrera denegaba ya su petición de obtener la libertad provisional, bajo la premisa de la necesidad de evitar la alteración, ocultación o destrucción relevante de pruebas.