Publicado 23/06/2021 21:34CET

Argentina.- El PIB de Argentina crece un 2,6 por ciento en el primer trimestre del año

Archivo - Imagen de archivo de varias personas en un comercio.
Archivo - Imagen de archivo de varias personas en un comercio. - ROBERTO ALMEIDA AVELEDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHO

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Producto Interior Bruto (PIB) de Argentina registró en el primer trimestre del año un avance del 2,5 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos divulgados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El dato positivo se produce después de la contracción del 9,9 por ciento observada en 2020 como consecuencia de la pandemia y sus efectos derivados sobre la economía, que llevaron al país sudamericano a su tercer año consecutivo de recesión.

En términos interanuales, el consumo privado y público se anotaron contracciones del 0,7 por ciento y del 0,5 por ciento, respectivamente; mientras que la inversión o formación bruta de capital fijo se anotó un repunte del 38,4 por ciento. En la balanza comercial, las exportaciones crecieron un 1,2 por ciento y las importaciones rebotaron un 18,8 por ciento.

En el lado de la oferta, entre enero y marzo de 2021 destacaron los aumentos de la construcción (21,3 por ciento) e industria manufacturera (11,4 por ciento). En contraposición, las actividades de hoteles y restaurantes cayeron un 35,5 por ciento como consecuencia de la pandemia.

Otras actividades en 'números rojos' fueron la explotación de minas y canteras (-5,7 por ciento); electricidad, gas y agua (-3,2 por ciento); transporte y comunicaciones (-10,6 por ciento); administración pública, defensa y planes de seguridad social (-4,6 por ciento); educación (-2,6 por ciento); servicios sociales y de salud (-0,9 por ciento); actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (-12,1 por ciento) y hogares privados con servicio doméstico (-9,6 por ciento).

Frente al cuarto trimestre de 2020, la economía argentina creció un 2,6 por ciento en términos desestacionalizados. El consumo privado creció un 2,9 por ciento y el público un 1,4 por ciento. Por su parte, la formación bruta de capital fijo repuntó un 6,1 por ciento. De su lado, las importaciones crecieron un 13,5 por ciento y las exportaciones rebotaron un 19,2 por ciento.