Cardiólogos de España y Latinoamérica analizan en Córdoba las novedades en el diagnóstico de lesiones coronarias

Publicado 07/11/2019 14:38:31CET

CÓRDOBA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Cardiología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba organiza el segundo encuentro sobre imagen y fisiología coronaria que reúne a facultativos y enfermeras de Cardiología de España y Latinoamérica con el objetivo de analizar las novedades en el diagnóstico de lesiones coronarias.

Según informa la Junta de Andalucía en una nota, el primer encuentro se celebró hace un año con motivo de la implantación en el hospital de un sistema de co-registro de angiografía, IFR e IVUS, que permite que los especialistas puedan realizar diagnósticos más precisos en personas que sufren esta patología.

El abordaje de las lesiones coronarias se realiza a través del cateterismo en la mayoría de las ocasiones, ya que esta técnica permite que los cardiólogos intervencionistas accedan a la zona donde se ha producido el estrechamiento u oclusión para resolver el problema. La Unidad de Cardiología del Hospital Reina Sofía cuenta con una gran experiencia en este campo, ya que cada año realizan unos 5.000 cateterismos diagnósticos o terapéuticos.

La utilidad de este nuevo sistema y los resultados registrados convierten esta jornada en un encuentro de gran interés científico. De hecho, las inscripciones se han incrementado un 50 por ciento respecto al del año anterior.

En esta ocasión, el curso repasa los principios básicos de la fisiología coronaria, las novedades de la puesta en marcha de este sistema, el funcionamiento del mismo, cómo interpretar y valorar la información, entre otras cuestiones.

Además, el encuentro plantea durante los dos días de duración, la realización de ocho intervenciones en directo en las salas de hemodinámica del Hospital Reina Sofía. Los organizadores han realizado una selección variada de casos a fin de que los asistentes puedan aprender vía 'streaming' cómo actuar ante diferentes escenarios que se les pueden plantear en su día a día.

Durante el desarrollo del curso, cardiólogos, expertos internacionales y nacionales procedentes de hospitales de toda España y Latinoamérica han abordado los beneficios que ofrece esta herramienta en la toma de decisiones a los profesionales.

Este sistema de co-registro está dirigido a pacientes con lesiones intermedias, que suponen entre el 20 y el 30 por ciento de los casos de enfermedad coronaria que el Hospital Reina Sofía registra al año. Dos años después de la puesta en marcha de esta tecnología, solo disponible en la actualidad en unos 15 hospitales de España, unos 400 pacientes han recibido un tratamiento más eficaz desde las salas de hemodinámica.

"UBICACIÓN EXACTA DE LA LESIÓN"

Esto es posible, según ha explicado el director de la Unidad de Cardiología del hospital, Manuel Pan, "porque esta herramienta, combinada con los resultados de otras pruebas diagnósticas, nos permite detectar la ubicación exacta de la lesión o lesiones y la gravedad de las mismas".

Gracias a ello, los cardiólogos pueden tomar decisiones más exactas sobre el tipo de intervención que requiera el paciente en cuestión y sobre qué zona de la arteria hay que trabajar, evitando con ello sobretratamientos.

Hasta este momento, la valoración de la severidad de las lesiones coronarias se realizaba mediante angiografía de contraste, una técnica que presenta limitaciones en el caso de las lesiones intermedias que pueden derivar en isquemia, ya que, según ha señalado el responsable de Cardiología "permite que muchos pacientes no tengan que someterse a la implantación de 'stents' y que su tratamiento sea farmacológico y, al revés, ofrecer un tratamiento intervencionista a pacientes con lesiones que pueden derivar en una situación de mayor gravedad".

"BUENOS RESULTADOS"

En este contexto, Manuel Pan ha destacado "los buenos resultados que hemos obtenido desde la puesta en marcha de este sistema, ya que el estado de nuestros pacientes tras recibir tratamiento es asintomático en la práctica totalidad de los casos".

En esta línea, los cardiólogos apuntan la utilidad de este nuevo sistema, dado el constante incremento de las patologías cardíacas, que se tratan cada vez con mayor frecuencia mediante cateterismos. Se trata de un procedimiento invasivo dirigido fundamentalmente a la evaluación del estado de las arterias coronarias y también permite intervenciones a través de punciones de vasos arteriales.

En muchas ocasiones, evita intervenciones de cirugía cardiovascular o a corazón abierto y resulta muy ventajoso para el paciente porque se reducen las posibles complicaciones, se agiliza su recuperación y puede volver antes a casa.

Contador