Publicado 02/02/2021 09:29CET

Detenidos cuatro miembros de un grupo criminal dedicados a robos con violencia en domicilios de la provincia de Málaga

Coche Policía Nacional
Coche Policía Nacional - CNP - Archivo

MÁLAGA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional desarticularon el pasado mes de enero un grupo criminal dedicado al robo con fuerza en domicilios en la provincia de Málaga y han detenido a cuatro hombres de nacionalidad chilena. La operación la llevaron a cabo de manera conjunta agentes del grupo de robos de la Unidad de Delitos Económicos y Violentos de Málaga (UDEV) y el grupo de investigación de la Comisaría Local de Vélez-Málaga (Málaga).

Al cabecilla del grupo le constaba en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE), decretada por las autoridades alemanas, así como dos órdenes de ingreso en prisión por juzgados de Barcelona, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

La Operación Rook/Peruchil fue iniciada tras la desarticulación de otro grupo criminal, operante en la provincia de Málaga, dedicado también al robo en viviendas. Tras la consecución y análisis de las informaciones obtenidas, los agentes detectaron la conexión con otro grupo delincuencial, de origen chileno, si bien, finalmente se determinó que éstos actuaban de manera autónoma.

Según las averiguaciones, los investigadores comprobaron que este nuevo grupo criminal tomaba amplias medidas de seguridad para la preparación de los robos, utilizando incluso identidades falsas para no ser detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Asimismo, variaban de lugar para pernoctar, eligiendo sitios alejados de la ciudad.

AL NO PODER HUIR PLANIFICARON MÁS ASALTOS

Igualmente, los delincuentes eran conocedores de las reclamaciones judiciales que recaían sobre el cabecilla del grupo, por lo que planearon la salida del territorio español con destino Chile. Realizaron un primer intento de huida por Marruecos, teniendo que desistir en su intención debido al cierre de las fronteras por las medidas sanitarias.

A consecuencia de este contratiempo, decidieron cometer nuevos robos en viviendas de lujo en Estepona (Málaga). Los investigadores detectaron a varios miembros del grupo durante la planificación de más asaltos por lo que, de forma casi inminente --debido a la violencia y peligrosidad con la que actuaban--, procedieron a la interceptación de los mismos para su detención, dándose a la fuga varios de ellos e iniciándose una persecución policial.

Finalmente, fueron alcanzados y detenidos cuatro varones de nacionalidad chilena en la localidad de Torremolinos que habrían intentado atropellar a los investigadores para evitar su arresto. Les han imputado cuatro robos en viviendas de lujo, en los que habrían sustraído gran cantidad de joyas y otros efectos valorados en más de 100.000 euros.

Al principal investigado, cabecilla del grupo, le constaba en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) decretada por las autoridades alemanas, por delitos contra el patrimonio y huida. También le constaban dos ingresos en prisión ordenados por Juzgados de Barcelona.