Publicado 15/07/2020 10:55CET

Detienen a un hombre por el conato de incendio en la zona de Draguillo Alto, en Mogán (Gran Canaria)

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán, en Gran Canaria, han detenido en la noche de este martes, 14 de julio, a un hombre, de 38 años y numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de incendio en zona no forestal, en concreto, por el fuego que se produjo en esa misma noche en la zona de Draguillo Alto, en dicho municipio.

La detención se produjo después de que sobre las 21.50 horas vecinos del Draguillo informaron a los agentes de un conato de incendio que se estaba produciendo en una ladera cercana, que afectaba a unos 100 metros de monte y matorrales, según informó la Guardia Civil en nota de prensa.

Además, los vecinos informaron de la retención del presunto autor del incendio hasta la llegada en primera instancia de los agentes de la Policía Local, que lo detuvieron hasta que se personaron efectivos de la Guardia Civil.

Al respecto, se informó de que en base a las primeras diligencias policiales realizadas, el detenido que se encontraba acampado en la zona porque no dispone de otro lugar donde residir, al iniciar una barbacoa para comer, perdió el control sobre el fuego, por lo que en principio se trata de una imprudencia, si bien actualmente está prohibido en la isla hacer quemas de toda índole, así como los fuegos artificiales y el uso de barbacoas portátiles en el monte y zonas forestales por alto peligro de incendio.

Actualmente, el detenido está custodiado en dependencias policiales hasta pasar a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, en la localidad de Maspalomas, en el plazo máximo de 72 horas.

La Guardia Civil recuerda que los incendios forestales están castigados con penas de prisión de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses, además de las consiguientes responsabilidades civiles que puedan derivarse de los daños causados por el incendio.

Añade que los incendios en zonas de vegetación no forestales perjudiquen gravemente el medio natural, siendo castigados con penas de prisión de seis meses a dos años y multa de seis a 24 meses.