Ecuador.- El investigado por espiar a Assange pide al juez que interrogue a los tres testigos protegidos que le han señalado

Publicado 15/02/2020 10:23:33CET

Denuncia que uno de ellos trabaja ahora para el fundador de Wikileaks y les acusa de incorporar pruebas falsas

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La defensa del investigado por el espionaje a Julian Assange cuando estuvo asilado en la Embajada de Ecuador en Londres ha presentado un escrito en la Audiencia Nacional en el que solicita que se cite a declarar a los tres testigos protegidos que le han señalado como responsable de prácticas de vigilancia durante los años en los que su empresa UC Global tuvo asignados servicios de seguridad en la legación diplomática, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

La defensa de David Morales, imputado por delitos contra la intimidad y el secreto de las comunicaciones abogado-cliente, cohecho y blanqueo de capitales, denuncia en su escrito que uno de esos testigos, que son antiguos trabajadores de UC Global, trabaja en la actualidad para Julian Assange.

También solicita la elaboración de un informe pericial sobre el origen de tres 'pendrive' presentados por uno de los testigos protegidos y que, según asegura la defensa, no procede de ningún ordenador o teléfono móvil incautado a la empresa.

CUATRO HORAS DECLARANDO

David Morales compareció el pasado 7 de febrero durante casi cuatro horas ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, para negar cualquier tipo de vigilancia a Assange durante los años que pasó asilado en la embajada, según distintas fuentes consultadas por Europa Press.

Aunque admitió la existencia de micrófonos, que las cámaras grababan audio en forma oculta, que se intervenían los teléfonos de las personas que entraban de la legación diplomática y que se creó un servidor para volcar esa información, aseguró que fue el propio Gobierno ecuatoriano el que le solicitó implantar métodos de escucha al estar preocupado porque el fundador de Wikileaks se reunía con "delincuentes".

El dueño de UC Global aportó a la causa copias de correos electrónicos del embajador ecuatoriano y otros cargos gubernamentales, así como de miembros de los servicios de inteligencia del país sudamericano planteándole la necesidad de colocar micrófonos o cámaras de vídeo ajenas al circuito oficial de la legación diplomática, aunque después afirmó que no se llegaron a implantar esos métodos de vigilancia.

RELACIÓN CON EEUU

Según su defensa, también ha aportado imágenes captadas por el circuito oficial de cámaras de la embajada en las que se puede ver al propio Assange tratando de colocar micrófonos y cámaras diferentes a las ya existentes. Aseguró además que es "falso" que vendiera información sobre el fundador de Wikileaks a los servicios de inteligencia de Estados Unidos, país que ha pedido su extradición por la difusión masiva de documentos diplomáticos.

Otras fuentes consultadas que estuvieron presentes en la declaración de Morales apuntan, sin embargo, que durante la misma se le exhibieron correos electrónicos en los que él mismo reconocía que el Senain, el servicio secreto ecuatoriano, le estaba investigando y no debía conocer sus viajes a Estados Unidos.

En esos e-mails, según las fuentes consultadas, también afirmaba que que el "cliente americano" debía tener acceso al servidor de la empresa, e incluso correos enviados desde allí pidiendo a sus trabajadores que limitaran el usuario de las cámaras de la embajada para que Ecuador no supiera que iba a entrar otro usuario, remitiendo para ello unas instrucciones en inglés detalladas.

En su comparecencia ante el magistrado, Morales negó que existieran grabaciones realizadas a Julian Assange por los micrófonos ocultos de la embajada, aunque, según la defensa del fundador de Wikileaks, existen horas de grabación.

Contador