Publicado 22/02/2021 11:35CET

España.-El acusado de la muerte de un amigo al arrollarlo con el coche acepta tres años de cárcel

Ángel Bernal, abogado del acusado de arrollar a un amigo en Somió (Gijón)
Ángel Bernal, abogado del acusado de arrollar a un amigo en Somió (Gijón) - EUROPA PRESS

"Están destrozados", dice el abogado de la familia, gracias a cuya "extrema generosidad" no irá a prisión

GIJÓN, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El gijonés, A. A., acusado de la muerte de un amigo suyo, Juan Fombona, al que arrolló con el coche cuando circulaba en estado de embriaguez en Somió (Gijón) en 2017, ha aceptado tres años de prisión.

Las partes han acordado no pedir su entrada en prisión, por lo que no irá a la cárcel. Así se ha hecho al llegar a un acuerdo de conformidad con Fiscalía y acusación particular, previo a la vista oral en el Juzgado de lo Penal número 3 de Gijón.

En concreto, el acuerdo supone una condena de dos años de cárcel por homicidio imprudente, con atenuante de reparación del daño, y un año de cárcel por omisión de socorro, con las atenuantes de intoxicación y embriaguez. En un principio, Fiscalía pedía cuatro de prisión y la acusación particular ocho. Cabe recordar que el procesado estuvo en prisión preventiva casi seis meses.

Además de la pena de cárcel, se le pide privación del permiso de conducir por 6 años, inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y pago de las costas procesales.

Se mantiene, en todo caso, las indemnizaciones solicitadas, que ya han sido abonadas de manera íntegra. Se pedía en este caso al procesado que indemnizará con 70.400 euros a cada uno de los padres del fallecido y con 15.400 a cada uno de sus dos hermanos. La indemnización ha sido ya abonada por la compañía de seguros.

"Están destrozados, la pérdida de la vida es irreparable", ha apuntado el abogado de la familia, Ángel Bernal. Ha apuntado a la "extremada generosidad" de esta, que ha aceptado que el acusado no entre en la cárcel, a lo que ha añadido que no podía soportar pasar por una semana de juicio.

Ha incidido en que han sido tres años en los que el procesado no había reconocido los hechos e incluso pedía la absolución, al margen de que no se ha dirigido a la familia de la víctima, amigo del procesado, en este tiempo.

"Hoy venía a defender que no había hecho nada", ha recalcado el letrado, para después añadir que finalmente sí reconoció lo que hizo y también el delito doloso de omisión del socorro, al darse a la fuga y no parar a auxiliar a la víctima cuando aún seguía viva, siendo consciente de que había atropellado a una persona.

HABÍAN ESTADO JUNTOS ANTES

De acuerdo al relato fiscal, aproximadamente sobre las 04,15 horas del 2 de diciembre de 2017, el acusado había estado consumiendo abundantes bebidas alcohólicas en un pub de la avenida Dionisio Cifuentes de Gijón, y a pesar que de su estado le impedía conducir con seguridad, se subió a su coche para dirigirse a su domicilio. Así, condujo en dirección a su casa a escasa velocidad e invadiendo el carril contrario.

Por su parte, la víctima, que había estado previamente con él en ese mismo establecimiento, y presentaba un nivel de consumo y afectación alcohólica similar al del acusado, se había resistido a ir con él en el vehículo debido a su estado de embriaguez. Así, la víctima se dirigió andando en la misma dirección, hacia su domicilio.

A la altura del número 275 de la avenida Dionisio Cifuentes, Juan Fombona estaba tumbado en mitad de la calzada y el acusado, actuando con absoluta negligencia y debido a su alteración inducida por el alcohol, no se percató de su presencia y, sin realizar maniobra alguna de frenada o cambio de trayectoria, pasó con su vehículo por encima de él, sin llegar a tocarle con ninguna rueda.

Le provocó múltiples lesiones internas incompatibles con la vida y falleció momentos después. Fombona tenía 38 años, estaba soltero y sin descendencia. Convivía con sus padres y tenía dos hermanos.