Publicado 03/02/2021 12:18CET

Fundación ETEA de Loyola pone en marcha un proyecto para mejorar el rendimiento académico de menores en Guatemala

Menores de Guatemala.
Menores de Guatemala. - UNIVERSIDAD LOYOLA

SEVILLA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola y la Fundación ETEA desarrollarán un proyecto de investigación durante los próximos dos años titulado 'Mejora del rendimiento académico y la calidad de vida de menores vulnerables de Guatemala: programa integral de estimulación cognitiva y emocional, desarrollo de huertos escolares y fortalecimiento de la docencia a distancia ante el reto del Covid-19'.

El programa estará liderado por Joaquín Ibáñez, director del Máster de Neuropsicología de la Universidad Loyola, y tratará de aplicar distintas técnicas relacionadas con el desarrollo cognitivo con el fin de mejorar el rendimiento académico de más de 500 escolares de zonas vulnerables de Guatemala, según ha informado en un comunicado la Universidad Loyola.

Este proyecto financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (Aacid) es una continuación del trabajo recientemente finalizado sobre 'Estatus socioeconómico y desarrollo cognitivo en la infancia y adolescencia: herramientas de evaluación innovadoras para poblaciones vulnerables', cuyos resultados se han presentado recientemente en un seminario en el que también se dieron a conocer los objetivos principales del nuevo proyecto en el que participarán investigadores de la Universidad Loyola junto con otros científicos de la Universidad de Sevilla, la Universidad de Huelva y la Universidad del Valle de Guatemala.

Los resultados obtenidos en el primero de los trabajos demostraron que los menores que viven en zonas de nivel socioeconómico más bajo y tienen altos niveles de pobreza tienen mayores dificultades para la atención, el desarrollo del lenguaje y otras funciones ejecutivas como la flexibilidad cognitiva o la solución de problemas. Así, en el nuevo proyecto se establecerá un programa de estimulación cognitiva y emocional.

Durante el primer año se realizará una evaluación del rendimiento de los niños de los colegios 'Fe' y 'Alegría', unos 500 menores de entre diez y once años de zonas urbanas y periurbanas de Guatemala.

Se utilizará una herramienta habitual llamada 'Neuronup' que permite hacer ejercicios de lenguaje, capacidades ejecutivas o memoria, entre otros, mediante una estimulación neuronal, y "se tratará de comprobar su utilidad en estos contextos vulnerables". Durante el segundo año, se comenzará una nueva intervención y un seguimiento de los menores analizados durante el primer año de estudio.

Según indica la Universidad Loyola, otro de los objetivos del proyecto estará relacionado con la mejora de la diversidad de la dieta de los menores de los centros escolares que participarán en el proyecto. Según Unicef, Guatemala es el país con mayores niveles de desnutrición de América Latina, "por lo que se realizará esta intervención para mejorar la alimentación a través de la promoción de huertos escolares gestionados por alumnos, padres y otros miembros de la comunidad del entorno de los centros educativos".

REDUCIR LA BRECHA EDUCATIVA

El tercer objetivo del proyecto está relacionado con las consecuencias que la pandemia y el cierre de centros escolares está teniendo en la zona. Para ello, la investigadora del Departamento de Educación Eva Ordóñez desarrollará programa de formación de docentes y un estudio de base de las herramientas que se utilizan para la enseñanza a distancia con el objetivo de fortalecer esta modalidad docente.

Así, durante 24 meses se evaluará el estado de la cuestión y se elaborará un plan de formación, una aplicación para la monitorización a través de tablets y la evaluación de resultados. Se espera que los docentes mejoren sus habilidades de formación a distancia tanto en competencias académicas como en otros factores y "tratar así de reducir la brecha educativa provocada por la desigualdad derivada de la pandemia".

Los resultados se han recogido de la muestra analizada de menores de zonas rurales y urbanas de Guatemala, "pero son de aplicación transcultural y se podrán aplicar a situaciones de cualquier lugar del mundo". Además, Loyola ha señalado que se probarán mediante un programa de intervención cognitiva a menores en situación de pobreza en Andalucía.