Publicado 13/12/2020 16:59CET

Investigan a un varón en Granada por el hurto de un bolso por el método del peruano

Coche patrulla de la Guardia Civil
Coche patrulla de la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL-ARCHIVO

GRANADA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en el marco de la operación Rentur, ha puesto a disposición judicial en calidad de investigado a un individuo de de nacionalidad argelina, de 49 años y con numerosos antecedentes policiales como presunto autor de un delito de hurto de un bolso por el método del peruano.

Dicho método consiste en que los ladrones pinchan o provocan el pinchazo de la rueda de un vehículo, advierten al conductor del pinchazo y aprovechan que este se detiene para comprobar la rueda y trata de cambiarla o de llamar a una grúa, para robar todo lo que haya de valor dentro del coche.

Según relata la Benemérita en una nota de prensa, el 17 de septiembre un matrimonio paró su coche en un bar de la vía de servicio de la A-44, en el término municipal de Peligros, y mientras tomaban café alguien pinchó una de las ruedas del vehículo. Al abandonar el bar y montarse en el coche, un individuo les tocó en la ventanilla y les dijo que tenían pinchada una rueda.

El hombre y la mujer se bajaron del coche olvidando que ésta había dejado su bolso en el asiento trasero, mientras este individuo, supuestamente, hacía de gancho, entretenía al matrimonio ofreciéndose a cambiar la rueda, llegó otro vehículo, aparcó junto a ellos y una persona se bajó de él y, sin que las víctimas se dieran cuenta, abrió el coche y sustrajo el bolso que contenía 450 euros, documentación personal y un teléfono móvil.

Una vez que las víctimas se dan cuenta de que han sido víctimas de un robo, llaman a la Guardia Civil de Maracena, una patrulla se acerca inmediatamente hasta el lugar de los hechos y se entrevistan con las víctimas y con otros clientes que se encontraban en la terraza del bar.

Con las informaciones obtenidas de unos y otros, la Guardia Civil averigua en qué vehículo han huido el investigado y su cómplice tras apoderarse del bolso, y las características físicas de ambos.

Con estas informaciones la Guardia Civil identificó a ambos individuos; no obstante, no pudieron ser detenidos entonces porque su último domicilio conocido estaba en Logroño. Sin embargo, una patrulla de la Guardia Civil localizó al investigado el 6 de diciembre cuando recorría otra vez las calles de Maracena y procedió a su investigación como presunto autor de un delito de hurto.